Serenidad siempre

puerta-jerez-sevilla
Serenidad, seamos siempre buenos
amigos. Caminemos reposadamente.
 La frente siempre sosegada
y siempre sosegada el alma.
             
Menos mal que bebí de tus veneros,
inquietud, y no me supiste a nada.
El aire se serena, remansada
música suena de acordes serenos.
             
No moverán la hoja sostenida
con mis dedos, a contra firmamento
en medio del camino de mi vida.
             
Vísteme de hermosura el pensamiento,
serenidad, perennemente unida
al árbol de mi vida a contra viento

. (Blas de  Otero)

 

No te rindas, aún estás a tiempo

img00106-20081231-1340No te rindas, aún estás a tiempo

De alcanzar y comenzar de nuevo,

Aceptar tus sombras,

Enterrar tus miedos,

Liberar el lastre,

Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,

Continuar el viaje,

Perseguir tus sueños,

Destrabar el tiempo,

Correr los escombros,

Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frío queme,

Aunque el miedo muerda,

Aunque el sol se esconda,

Y se calle el viento,

Aún hay fuego en tu alma

Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo

Porque lo has querido y porque te quiero

Porque existe el vino y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,

Quitar los cerrojos,

Abandonar las murallas que te protegieron,

Vivir la vida y aceptar el reto,

Recuperar la risa,

Ensayar un canto,

Bajar la guardia y extender las manos

Desplegar las alas

E intentar de nuevo,

Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frío queme,

Aunque el miedo muerda,

Aunque el sol se ponga y se calle el viento,

Aún hay fuego en tu alma,

Aún hay vida en tus sueños

Porque cada día es un comienzo nuevo,

Porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estás solo, porque yo te quiero.

(M.B.)

Medicina

 MEDICINA

 

 

Publicidad
Haz Click
anapixel

Alfredo Sánchez Monteseirín: “Un alcalde tiene los sentidos más agudos”

El alcalde de Sevilla es médico, pero en su vida profesional predomina la política activa dentro del PSOE. En la capital hispalense lleva nueve años aguantando “con resignación cristiana”.

Álvaro Sánchez León 16/12/2008

Alfredo Sánchez Monteseirín es el alcalde de Sevilla desde 1999 y médico desde 1981, fecha en la que se licenció en la facultad de la capital hispalense. Aun así, salvo un breve periodo como médico inspector del Servicio Andaluz de Salud, su vida profesional ha sido políticamente correcta, gracias a la confianza del PSOE y de los ciudadanos y a los pactos de gobierno.

En su vida, ¿qué es lo permanente: la política o la Medicina?
-Servir a la sociedad, por eso soy socialista. En los dos sitios puede hacerse eso permanentemente.

¿Hay posibilidades de volver a la consulta o la vocación política se ha llevado el gato al agua?
-La política, efectivamente, es una vocación, no una profesión. Soy médico y eso imprime carácter siempre.

¿Cuándo uno es alcalde tiene más anticuerpos?
-Tiene más sentidos o, al menos, los tiene más agudos, y quizás más defensas ante ciertos gérmenes patógenos de la sociedad.

Lleva nueve años como regidor del consistorio sevillano. ¿Es bueno para la salud democrática pasar más de dos mandatos en la misma sede?
-Cada mandato tiene su afán, y la experiencia no es un grado, sino cien. Te cueces, te curtes…, mientras otros se escuecen. Como decía aquél: “Yo soy de talla media, pero no veo frente a mí gigantes, precisamente”.

¿Los pactos con Izquierda Unida le quitan el sueño?
-No, más bien me ayudan a construirlo: la ciudad de las personas es mi sueño y tengo un gobierno cohesionado por esa idea.

Tras los pactos de gobierno con el Partido Andalucista y con Izquierda Unida sabrá cómo sientan los gobiernos siameses…
-No es lo mismo un acuerdo de gobierno entre unos y otros. Y no somos para nada siameses sino, quizá, pareja de hecho o algo así.

¿Prefiere ser alcalde de Sevilla a consejero de Salud de la Junta de Andalucía?
-No hay color: o alcalde de Sevilla o médico inspector del Servicio Andaluz de Salud, que es la plaza que tengo como funcionario de la sanidad pública andaluza.

¿Qué tiene de ginecólogo un político municipal?
-Ayudamos a dar a luz en ambos casos. En mi responsabilidad política los protagonistas son madre e hijo: Sevilla y su futuro.

¿Alguna úlcera en estos años de regidor en la sede de la Plaza Nueva?
-No. Sólo un claro en la coronilla que llevo con resignación cristiana, como tantas otras cosas.

 

hospital

¡¡ Por un 2009 lleno de ternura !!

img00010-20081226-1549

La ternura es un estado espiritual que se comporta como una fuerza mágica, capaz de generar grandes transformaciones y sacrificios; es una sustancia invisible que unifica espíritus y esfuerzos, que genera entusiasmos individuales y colectivos, alimentando de vitalidad procesos de engrandecimiento humano.

La ternura como sentimiento convoca lo colectivo, la búsqueda del bienestar común, la preocupación por el otro y por si mismo, reconoce las virtudes y las dificultades, las potencialidades y las carencias, identifica las más sutiles diferencias y las respeta; la ternura es la expresión sentida del afecto en una época de crisis de valores en la que la misma vida esta en juego.

La ternura es un diálogo poético de seres que se atraen y se quieren, que se reconocen como iguales y buscan reconciliarse con la vida en lo fundamental y lo superfluo, es por tanto un abrazo amoroso y una caricia placentera, la mirada cómplice y el beso necesario, un sencillo apretón de manos que nos informa que el otro esta presente y que se puede contar con él.

La ternura es un encuentro de silencios, de reconocimientos y valoraciones, de unificación de criterios, de consensos y acuerdos, de dialécticas diferencias, de tolerancias y disculpas fraternas y sinceras, de comprensiones, compromisos y esfuerzos.

Dic28 : Ternura o inocencia

ria

La ternura es encariñamiento con lo que hacemos y lo que somos, es deseo de transformarnos y ser cada vez más grandes y mejores. Por esto, ternura también es exigencia, compromiso, responsabilidad, rigor, cumplimiento, trabajo sistemático, dedicación y esfuerzo, crítica permanente y fraterna.

La ternura no es, no puede ser, meloceria y condescendencia, complicidad en la degradación, en la disminución de si mismo, en la deshumanización y la barbarie. No, la ternura es hedonismo altruista, entrega y dedicación, erotismo y lúdica, creatividad e imaginación, libertad galopante.

La ternura es la fiesta y el trabajo que llenan el tiempo y el espacio del hombre en su viaje a través de la cultura, en la construcción de su historia colectiva; es la comedia que nutre los momentos de alegría y, la tragedia en la que se enfrenta a sus limitaciones y carencias. La ternura es risa y llanto, ojalá siempre más risa que llanto, más alegría que tristeza, más éxito que fracaso, más primaveras que otoños.

28 de diciembre: ¿inocencia o ternura?

inocencia

La ternura es el sentimiento hecho herramienta de trabajo en el modelado de la condición humana, es la arquitecta de la vida elaborando planos para la construcción de un hábitat de afectos en que una atmósfera de valores positivos nutra el alma sencilla que poseen quienes aspiran a la grandeza.

La ternura es el arma espiritual con la que combatimos odios y rencores, egoísmos y envidias, autoritarios y déspotas, mediocres y pusilánimes, deshonestos y bárbaros.

La ternura es reconocimiento de diferencias, capacidad para comprender y tolerar, para dialogar y llegar a acuerdos, para construir colectivamente aprendiendo de los que “no saben”, para soñar y reír, para enfrentar la adversidad y aprender de las derrotas y de los fracasos, tanto como de los aciertos y de los éxitos…/…

Carlos Medina Gallego en GRAMÁTICA DE LA TERNURA

Acerca de un rio

[Audio= “http://blip.tv/file/get/Almibarimposible-elRio834.mp3” ]

Pedro Guerra

rio2 ” la vida baja como un ancho río ”  Antonio Machado

 

“… Sí. El río es como un hombre de corazón inquieto que va encendiendo hogueras y se muere de frío. Únicamente el río conoce tu secreto. Únicamente el río…”Jose Angel Buesa