Paisaje urbano de Sevilla

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

http://joseluisromero.artelista.com/

El paisaje, los paisajes de todo tipo, naturales, rurales o urbanos, son considerados actualmente como un valioso componente del bienestar y la calidad de vida de la ciudadanía. El paisaje urbano es una expresión, quizás la mas evidente, de la historia y del presente de la ciudad. Expresa a la vez la acumulación de capas que el tiempo ha ido sedimentando en la trama urbana, y a la vez revela de manera indisimulada el estado presente de la situación social y económica de un lugar, del equilibrio entre lo público y lo privado, el estado cultural o incluso la situación política.

Todo ello podemos, sin necesidad de ser expertos, colegirlo en cierto grado de una imagen que nos presentaran de cualquier ciudad desconocida. Las ciudades expresan lo que son realmente, sus valores, en su paisaje. En el caso de Sevilla, es evidente que el debate secular, el “argumento de fondo” que nos ocupa desde hace años, es decir, la dialéctica entre tradición y modernidad, patrimonio histórico y creación contemporánea, se refleja en nuestro paisaje urbano.

Aquí hago un breve inciso. Mi posición a este respecto es que en no pocas ocasiones en nuestra ciudad se confunde conservacionismo con conservadurismo. A veces, nos creemos que estamos defendiendo unas tradiciones milenarias y resulta que son de antesdeayer. Por el contrario, yo pienso que son las intervenciones más progresistas y avanzadas las que más están contribuyendo a valorizar y recuperar nuestros legado y nuestro patrimonio.

Volviendo al tema del paisaje, éste es una expresión más del patrimonio colectivo. El paisaje es un bien público, es de todos, incluso cuando sea producto de intervenciones privadas tanto como públicas. De ahí que nuestro Plan General establezca la necesidad de una regulación específica en forma de una Ordenanza de Paisaje Urbano. Los principios que nuestro PGOU, es decir, que nuestro modelo de ciudad, contempla en materia de paisaje urbano es:

En primer lugar el reconocimiento del derecho de los ciudadanos a disfrutar del paisaje heredado, así como a disfrutar de unos niveles de calidad paisajística adecuados. De este derecho ciudadano reconocido, el garante último es el gobierno de la ciudad, que debe de regular, vigilar y promover la calidad del paisaje urbano, haciendo uso de su potestad sancionadora, llegado el caso. Pero también de la formación y la información pública al respecto.

En segundo lugar, todos tenemos el deber de mantener y mejorar la calidad paisajística de los espacios de dominio público, tanto las instituciones públicas como todos quienes vivan o desarrollen su actividad en el municipio.  Nuestra ,pues, no es una ocurrencia sobrevenida, ni un brindis al sol. Nos encontramos dando un paso más, un paso importante, en el desarrollo del modelo de ciudad, a través del desarrollo de nuestro Plan General.

Y es la ciudadanía, son los sevillanos y sevillanas, quienes van a tener la oportunidad de hacerlo, a través de un procedimiento participativo que es marca de esta casa. La voluntad del Ayuntamiento es involucrar a todos los ciudadanos y las entidades interesadas en el proceso de redacción de las directrices del paisaje urbano. Unas directrices que, una vez aprobadas con rango de ordenanzas municipales, serán de aplicación en el Conjunto Histórico entendido en sentido amplio, es decir, Casco Antiguo, Triana y San Bernardo. Queremos contar con las aportaciones del mayor número posible de ciudadanos y de entidades de Sevilla, ya que, al fin y al cabo, son los que mejor conocen su esencia. Por ello hemos abierto una página web http://www.paisajeurbanosevilla.org, como punto de encuentro y debate para elaborar el mejor documento posible. Se trata de elaborar una normativa consensuada, que además unifique y clarifique todas las ordenanzas vigentes que son de aplicación y que permita que, a la hora de reurbanizar una calle, una plaza o cualquier otra vía pública, esté claramente definido cómo deben ser los elementos urbanos, de mobiliario, pavimento, instalaciones, etc… que se deban colocar en los espacios públicos.

Abrimos hoy un debate que creemos que interesa a los sevillanos, para que participen aportando ideas, soluciones y propuestas, con el fin de cuidar y mejorar nuestra ciudad. Yo hago hoy dos aportaciones a este debate:

En primer lugar llamo la atención sobre la necesidad de entender el concepto de paisaje urbano en su integridad. No nos limitemos al mobiliario urbano, que por otra parte es lo más sencillo de gestionar. Si todo se queda en el modelo de banco o de farola, estaremos empobreciendo el debate.

Profundicemos en la necesidad de mejorar y hacer más coherente elementos claves como el aspecto de la edificación, la coherencia de grandes panorámicas urbanas, como el río, o los accesos a la ciudad, por ejemplo.

Por otra parte, y también relacionado con lo anterior: ampliemos la escala del análisis. El disfrute del paisaje urbano es un derecho no solo en el centro histórico o en los barrios más tradicionales, sino en toda la ciudad. Es más, posiblemente sea en zonas periféricas donde exista una mayor necesidad de ordenar y adecuar el paisaje urbano. Vías de alta capacidad, rotondas, espacios libres, el propio caserío, los espacios públicos. No queremos que nuestra ciudad tenga un hermoso escaparate y una desastrada trastienda. La preocupación por el paisaje urbano debe de involucrar a todos. Es una cultura en la que necesitamos avanzar. Otras ciudades, en el ámbito anglosajón, por ejemplo, nos llevan mucha delantera en ello.

Trabajemos por este derecho al disfrute del paisaje urbano y de esta obligación por su mejora, en toda la ciudad, ya que es a la vez causa y consecuencia de buena ciudadanía. De aquello que se define con una palabra que debemos recuperar, que es “urbanidad”.

España ha solicitado la ampliación de la Declaración de Patrimonio Universal que actualmente poseen Alcázar, Catedral y Archivo a otras edificaciones de Sevilla

Luis Cernuda junto a la Torre del Oro

España ha solicitado la ampliación de Declaración de Patrimonio Universal que actualmente poseen Alcázar, Catedral y Archivo a otras zonas y edificaciones de gran envergadura ligado al papel jugado por Sevilla en la Historia de España, concretamente al descubrimiento de América y al comercio con Indias como son la Torre del Oro, las Atarazanas, la Fábrica de Tabacos, entre otros espacios singulares.

La representación española  ante la Unesco ha destacado los esfuerzos para dotar a Sevilla de instrumentos adecuados de protección de su patrimonio recordando la reciente aprobación inicial del Plan Especial del Alcázar y el compromiso de concluir en breve “los pocos planes especiales que quedan” en Sevilla de los 30 sectores.

Por último, la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla ha puesto en valor la “intensa labor de conservación y defensa del Patrimonio que realiza la ciudad de Sevilla” que constituyó el pasado año 2009 la primera Comisión Local de Patrimonio de una capital andaluza y la estrecha colaboración con los organismos internacionales especialmente Unesco para la defensa del patrimonio de Sevilla.

Así, ha explicado que, “fruto de ese modelo de ciudad”, el Ayuntamiento de la capital hispalense recibió en el año 2008 el primer premio de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de manos del Ministerio de Cultura, en concreto por el “proyecto de intervención y renovación integral en el entorno de la Catedral y del Archivo de Indias que ha supuesto la recuperación de ese espacio urbano, convirtiéndolo en peatonal y rescatando su pasado mediante excavaciones arqueológicas que han puesto a la luz importantes hallazgos”.

Los jóvenes, agentes de la tolerancia en Sevilla.

La Campaña Joven para la Convivencia y la Tolerancia va a desarrollar actividades de sensibilización y dinamización dirigidas a niños, adolescentes y jóvenes sevillanos y a toda la comunidad educativa en especial, con el objetivo principal de prevenir conductas de violencia, racismo, xenofobia e intolerancia, mediante la promoción de valores cívicos de convivencia, así como orientar a los profesores, sobre todo a aquellos directamente afectados por esta problemática.

Esta campaña tiene como objetivos principales los siguientes:

• Promover a través de los jóvenes y para el conjunto de la sociedad, unos valores contrarios al uso de la violencia y a favor de los derechos humanos, junto con una conciencia de convivencia y tolerancia.

• Desplegar estrategias preventivas de la violencia y la intolerancia que incidan en los espacios de socialización de los jóvenes, y repercutan en una mejora de la convivencia ciudadana.

• Concienciar a la sociedad de la necesidad de denunciar las situaciones de violencia y de discriminación, y de asumir el deber de solidaridad.

• Impulsar una conciencia de resolución pacífica de conflictos y de respeto a los Derechos Humanos.

Con estos objetivos, vamos a crear una Red de centros contra la Intolerancia y la Violencia. Una iniciativa que pretende comprometer a los centros de enseñanza secundaria para que fomenten estos valores.

Tenemos la necesidad de implicar a los centros educativos, pero no sólo para las actividades que se realizan en horario lectivo, sino también en horario extraescolar para promover así el compromiso y el voluntariado entre los alumnos de los centros. La pertenencia a esta red implicará una toma de postura en contra de la intolerancia, lo cual tiene una importancia pedagógica y social muy relevante. El Movimiento contra la Intolerancia distribuirá todos los materiales de la campaña, y organizará acciones solidarias en aquellos días internacionales solidarios en los que las Naciones Unidas recomienda a ong´s, centros escolares e instituciones públicas realizar actos reivindicativos.

.

La campaña de movilización permanente “Actúa contra la Intolerancia” persigue el estímulo de la participación voluntaria de los jóvenes en el ámbito escolar para que contribuyan a la realización de actividades en contra de la intolerancia. El objetivo es transformar una actitud pasiva en activa y en transmitir el valor pedagógico del compromiso activo a favor de los valores que emanan de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Para ello vamos a organizar una agenda para conmemorar distintos días a lo largo del año intentando involucrar a todos los centros educativos pertenecientes a la Red, promoviendo el voluntariado, ampliando los conocimientos y fomentando el compromiso moral y activo contra la violencia en todo el ámbito educativo. Para ello se organizaran distintos actos monográficos y eventos culturales en fechas conmemorativas, haciendo así una campaña permanente a lo largo de todo el año.

_

También vamos a poner en marcha las Jornadas Escolares para la Convivencia y Tolerancia en los centros de Enseñanza Secundaria de Sevilla.

Y nuestro objetivo es que se hable de sobre la prevención del racismo, la xenofobia y la intolerancia en general con el objetivo de erradicar prejuicios, romper estereotipos y ofrecer una visión normalizada y positiva de los grupos diferenciados, y de las minorías étnicas y sociales. La prevención de la violencia, pautas para la resolución de conflictos, y promoción de los valores de la no violencia y la paz. Sobre todo, en los aspectos relacionados con la movida y la violencia en las zonas de ocio.  Por ello es importante la realización de TALLERES DE RADIO PARA LA SOLIDARIDAD Y LA INTERCULTURALIDAD, orientándoles en la realización de sus propios programas de radio. En resumen, una serie de medidas destinadas a hacer de nuestros jóvenes los agentes de la tolerancia en Sevilla.

La Unesco asume la resolución que descartaba afecciones de la torre Pelli de Sevilla en el Patrimonio Mundial

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

SEVILLA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -El Comité Mundial de Patrimonio de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco), reunido en su XXXIV sesión en Brasilia (Brasil), ha asumido este viernes la resolución de una comisión oficial de expertos que descartaba que la torre de 178 metros de altura proyectada por la sociedad Puerto Triana, participada mayoritariamente por Cajasol, cause “afección visual directa” a los monumentos de Sevilla declarados Patrimonio de la Humanidad. Igualmente, ha encargando un informe que “descarte” cualquier posible afección “adversa” en la zona de “amortiguamiento” que delimita el Conjunto Histórico Artístico merced a una de las conclusiones de la citada resolución.

La delegada de Presidencia y Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Maribel Montaño, desplazada estos días a Brasilia para asistir al cónclave, informó a Europa Press de que el Comité Mundial de Patrimonio ha hecho suyo el contenido de esta resolución dictada por el comité de expertos creado a tal efecto por el Ministerio de Cultura, la Junta de Andalucía y el Consistorio hispalense. En concreto, y según recordó, dicha resolución descartaba que el proyecto, que parte del diseño del arquitecto César Pelli, sufra “problemas” desde las perspectivas urbanísticas o patrimoniales, mientras no implica ninguna “afección visual directa” a los monumentos de Sevilla declarados Patrimonio de la Humanidad; la Catedral, el Archivo de Indias y el Real Alcázar.

No obstante, dicha resolución sí atisbaba un “impacto” del futuro rascacielos en el paisaje histórico de la ciudad, motivo por el cual el Comité Mundial de Patrimonio ha encargado la elaboración de un informe que “descarte cualquier posible afección adversa en los alrededores del Conjunto Histórico Artístico”. De cualquier manera, Montaño aseguró que a lo largo de la sesión “no se ha mencionado siquiera” la posibilidad de que los bienes hispalenses declarados Patrimonio de la Humanidad sean incluidos en la lista de patrimonio en peligro. Tal extremo, según dijo, está “absoluta y totalmente” descartado.

Montaño aplaudió este pronunciamiento del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco y explicó que las autoridades españolas deben entregar antes del próximo mes de junio de 2011, cuando habrá de celebrarse la XXXV sesión del Comité, este informe destinado a tratar exclusivamente los efectos del proyecto, localizado en el sector sur de la isla de la Cartuja, –a unos 1,7 kilómetros de los monumentos de Sevilla declarados Patrimonio de la Humanidad–, en la “zona de amortiguamiento o borde” del Conjunto Histórico Artístico de la ciudad.

El Comité de Patrimonio Mundial, según la delegada municipal de Cultura, “ha tomado nota del inicio de la construcción de la torre” y, “asumiendo que los trabajos preliminares han empezado”, ha hecho suyo el mencionado dictamen de la comisión de expertos, extremo que “significa que se puede continuar” la construcción. “Está todo perfectamente aclarado”, dijo insistiendo en que este órgano de decisión de la Unesco ha confirmado que esta iniciativa urbanística “no tiene afección visual directa” sobre los monumentos hispalenses que gozan de la declaración de Patrimonio de la Humanidad.

“SATISFECHOS”

Montaño, así, ha defendido “la legalidad, la oportunidad y el interés para los sevillanos” de esta gran obra. “Desde el Gobierno de la ciudad estamos satisfechos porque el Comité ha entendido perfectamente que no existe afección a lo más importante: los monumentos Patrimonio de la Humanidad de la Unesco de la capital, conformado por el entorno Archivo de Indias, la Catedral y el Alcázar”. Montaño ha subrayado, además, que la Ley de Patrimonio establece un perímetro mínimo de 50 metros en torno al bien a proteger mientras que “la torre Cajasol se situará a 500 metros del borde del Casco Histórico y a un kilómetro y medio de la Giralda. La distancia, según lo que nos dicen los expertos, es suficiente para evitar que ambas torres colisionen, pese a que la ciudad es plana”, ha señalado.

Además, Montaño ha recalcado que la construcción de la torre Cajasol constituye una “gran oportunidad económica” para la ciudad, puesto que generará, según un estudio independiente encargado por Cajasol, más de 4.000 puestos de trabajo. “Un desarrollo económico importante en tiempos de crisis que, desde luego, ni contemplaríamos si existiese afección patrimonial”, ha manifestado. Montaño ha agradecido a la Unesco que haya prevalecido “el sentido común ante la construcción de un edificio vanguardista que gana la ciudad y que no rompe en absoluto con la defensa de los valores patrimoniales que es seña de identidad del Gobierno de Sevilla”.

De esta manera, ha explicado que “nos someteremos a sus conclusiones en relación al informe que presentemos, desde la plena confianza de que no hay afección patrimonial en los alrededores del Conjunto Histórico y que todo es perfectamente legal”.

Torre Cajasol de Sevilla

SEVILLA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) –Cajasol, como entidad promotora, ha mostrado su “satisfacción” por la resolución del Comité Mundial de Patrimonio de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco), reunido en su XXXIV sesión en Brasilia (Brasil) al asumir  la resolución de una comisión oficial de expertos que descartaba que la torre de 178 metros de altura proyectada por la sociedad Puerto Triana cause “afección visual directa” a los monumentos de Sevilla declarados Patrimonio de la Humanidad.

Así, Cajasol consideró “muy positivo” que el Comité Unesco haya tomado en consideración “todas las valoraciones y trabajos realizados”, a instancias de la reunión del pasado año en Sevilla, para poder emitir un juicio objetivo sobre el proyecto Torre Cajasol.

Además, recordó que el informe del comité de expertos confirma que “el proyecto edificatorio no origina afección ni impacto sobre los tres monumentos declarados Patrimonio Mundial por la Unesco en 1987 en Sevilla –la Catedral, Archivo de Indias y los Reales Alcázares–, como se recoge en el informe presentado por la Comisión de Expertos designada por el Ministerio de Cultura, para analizar y evaluar el proyecto, el pasado mes de febrero.

De igual manera, Cajasol ha incidido en que “el proyecto cumple en todos sus términos con la Ley de Patrimonio que establece un perímetro mínimo de 50 metros en torno al bien a proteger”, mientras que la Torre Cajasol se construye a 500 metros del borde del casco histórico y a 1,7 kilómetros de la Giralda, uno de los monumentos declarados Patrimonio Mundial.

Por otro lado, indicó que la resolución confirma la legalidad del proyecto y el proceso de desarrollo urbanístico para la obtención de la licencia de obras, y “la pulcritud” de la misma en razón a la legislación y normativa patrimonial aplicable.

De este modo, Cajasol mantiene su apuesta por el proyecto, convencida de la imagen que la torre, obra del prestigioso arquitecto internacional César Pelli, incorpora como nuevo icono representativo de la apuesta económica, empresarial y tecnológica concentrada en la Isla de la Cartuja de Sevilla como zona de expansión y progreso de la ciudad.

En este sentido, el proyecto resuelve y materializa los objetivos que el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de Sevilla señaló para consolidar La Cartuja como parte integral de Sevilla, en su extremo sur.

Además, destacó que en un momento de difícil situación económica, “la Torre Cajasol supone un importante impulso para la dinamización de la economía sevillana y andaluza al aportar una elevada inyección económica, más de 300 millones de euros”.

El impacto directo e indirecto generado en Andalucía por la fase de construcción asciende a 212,4 millones de euros sobre el Producto Interior Bruto (PIB), la creación de 4.000 puestos de trabajo y la generación de unos retornos fiscales por valor de 27,1 millones de euros. Asimismo, el impacto económico inducido asciende a 68,6 millones de euros de PIB y el mantenimiento de 1.262 empleos, según el informe de Deloitte.

Además, consideró que el proyecto se convertirá en “un motor de la revitalización de esta zona de la ciudad” que se transformará en “un gran espacio” de encuentro de los ciudadanos al contar con 17.000 metros cuadrados de espacios con usos comerciales, de ocio y restauración. Para ello, estos espacios se ubicarán en torno a una plaza pública en contacto con el amplio conjunto de espacios libres de 85.000 metros cuadrados que para uso y disfrute de todos los sevillanos se liberan en la zona.

También recordó que Cajasol como promotor del proyecto ha cuidado “al máximo” que el edificio se construya bajo “las más estrictas” normas de sostenibilidad arquitectónica y medioambiental, habiendo recibido la máxima calificación energética y la certificación medioambiental (LEED).

Este proyecto edificatorio permitirá a la entidad promotora además, poner a disposición de la ciudad más de 14.000 metros cuadrados de espacio de zonas culturales y artísticas en la creación del Espacio Cultural Cajasol, que estará ubicado en el edifico de la Plaza de San Francisco y en el edificio de la calle Sierpes, inmuebles propiedad de Cajasol.

Por último, Cajasol quiso agradecer la intensa labor realizada por todas las administraciones públicas implicadas en la defensa del proyecto, y reconocer el esfuerzo realizado en este sentido durante la celebración de la 34 Sesión del Comité del Patrimonio Mundial celebrada en Brasilia.

Sevilla, 30 jul (EFE).- El Comité UNESCO, reunido en Brasilia, ha reconocido “la no afección de la Torre Cajasol a los tres monumentos declarados Patrimonio Mundial en 1987 en Sevilla, la Catedral, el Archivo de Indias y los Reales Alcázares”, según ha informado Cajasol en un comunicado. Según la caja, esto supone “la legalidad del proyecto y el proceso de desarrollo urbanístico para la obtención de la licencia de obras, y la pulcritud de la misma en razón a la legislación y normativa patrimonial aplicable”. Cajasol ha considerado “muy positivo que el Comité Unesco haya tomado en consideración todas las valoraciones y trabajos realizados, a instancias de la reunión del pasado año en Sevilla, para poder emitir un juicio objetivo sobre el proyecto Torre Cajasol”. También ha expresado su satisfacción porque el Comité de Patrimonio Mundial “ha tenido en cuenta el resultado del trabajo que un comité de expertos realizó el pasado año a instancias del Ministerio de Cultura, en donde la primera conclusión era la no afección visual a los monumentos protegidos de Sevilla.”

La torre Cajasol de Sevilla pasa el examen de la Unesco

El Comité Mundial de Patrimonio de la Unesco que se celebra en Brasilia estos días, ha tomado nota del inicio de la construcción de la torre Cajasol en Sevilla y solicita la elaboración de un informe que descarte cualquier posible afección patrimonial en los alrededores del Conjunto Histórico, que deberá estar entregado en el mes de junio del próximo año para que pueda ser examinado por el Comité del Patrimonio Mundial en su 35ª edición en 2011.

La Unesco también ha tomado conocimiento de las conclusiones del Comité de Expertos constituido para evaluar el impacto de la propuesta de torre Cajasol sobre el Conjunto Histórico de la ciudad. De este informe, solicitado en la sesión anterior del Comité Mundial celebrada en el año 2009, se desprende la legalidad del proyecto tanto desde el punto de vista urbanístico como patrimonial.

Así lo ha explicado la delegada de Presidencia y Cultura y presidenta de la Comisión Local de Patrimonio de Sevilla, Maribel Montaño, quien se ha desplazado a Brasilia para conocer de primera mano la resolución de la Unesco acompañando a altos responsables del Ministerio de Exteriores y Cooperación y del Ministerio de Cultura del Gobierno de España.

Montaño ha defendido “la legalidad, la oportunidad y el interés para los sevillanos” de esta gran obra. “Desde el Gobierno de la ciudad estamos satisfechos porque el Comité ha entendido perfectamente que no existe afección a lo más importante: los monumentos Patrimonio de la Humanidad de la Unesco de la capital, conformado por el entorno Archivo de Indias, la Catedral y el Alcázar”, ha asegurado la delegada. Así, ha valorado “muy positivamente el análisis de Unesco desde la defensa común del extraordinario valor universal del patrimonio de Sevilla”.

Montaño ha subrayado que la Ley de Patrimonio establece un perímetro mínimo de 50 metros en torno al bien a proteger mientras que “la torre Cajasol se situará a 500 metros del borde del Casco Histórico y a un kilómetro y medio de la Giralda. La distancia, según lo que nos dicen los expertos, es suficiente para evitar la visión de que ambas torres colisionen, pese a que la ciudad es plana”, ha señalado.

Además, Montaño ha recalcado que la construcción de la Torre Cajasol supone una “gran oportunidad económica” para la ciudad puesto que generará, según un estudio independiente encargado por Cajasol, más de 4.000 puestos de trabajo. “Un desarrollo económico importante en tiempos de crisis que desde luego ni contemplaríamos si existiese afección patrimonial”, ha manifestado.

Montaño ha agradecido a la Unesco que haya prevalecido “el sentido común ante la construcción de un edificio vanguardista que gana la ciudad y que no rompe en absoluto con la defensa de los valores patrimoniales que es seña de identidad del Gobierno de Sevilla”.

De esta manera, ha explicado que “nos someteremos a sus conclusiones en relación al informe que presentemos, desde la plena confianza de que no hay afección patrimonial en los alrededores del Conjunto Histórico y que todo es perfectamente legal”.

Los grandes negocios

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

” Cambiar un monte por un caballo
Una red por una barca
La H por la J
Un cuchillo por una lámpara
Una plegaria por una golondrina
Un perfume por un olor
Una pared por una enredadera
Un círculo por un punto
Un recuerdo por una veleta
Una tijera por un alfiler.
Hemos perdido mucho tiempo caminando
Somos viejos ahora, pero todavía
quedan grandes negocios por hacer
cambiar, por ejemplo
un resorte por una incubadora
o un árbol por las alas de un buitre. “

Javier Villafañé