Modernización



La modernización de Sevilla es un proceso que comprende unas 267 actuaciones, entre el año 2005 y 2008. Y todas ellas, forman parte de un todo, de un modelo de ciudad, definido entre todos en el Plan General de Ordenación Urbana, en el que se entiende que la ciudad es de y para las personas, en la que todo se hace a medida del ser humano, en todas sus dimensiones.
Las acciones de la modernización se estructuran en torno a: la accesibilidad y el transporte con la red de metro, el Metrocentro, los aparcamientos rotatorios y de residentes, la SE-40, la SE-35, y la red de carriles bici; actuaciones en los barrios con el Plan Integral del Polígono Sur y el Plan de Barrios que actuara en 67 áreas de mejora urbana y de viario repartidos por toda la ciudad y con un presupuesto de 114 millones de euros;
Actuaciones en al espacio público con la reurbanización de la Alameda de Hércules, el nuevo diseño de la Plaza de la Encarnación y el mercado tras tantos años de demora, el plan de peatonalizaciones, la peatonalización de las Plazas del Salvador, el Pan, la Pescadería y la Alfalfa, la reurbanización del muelle de las Delicias, el Bulevar de Bellavista, o el programa de regeneración de áreas paisajísticas; las actuaciones ya mencionadas en torno a las viviendas, el área de rehabilitación concertada de la zona Alameda-San Luis- San Julián; las acciones relacionadas con las actividades industriales y económicos en parte ya mencionadas anteriormente a las que añadiría, la construcción de la nueva esclusa, la zona de actividades logísticas del Puerto de Sevilla, la expansión del Puerto por la Dársena del Cuarto, el Parque Empresarial de Arte Sacro impulsado desde Sevilla Global con un presupuesto estimado de 15 millones de euros, Puerto Triana, el Parque de Innovación Empresarial y Universitaria Alcalá-Sevilla,….
La modernización incluye además actuaciones en equipamientos, medio ambiente urbano y Tablada; con nuevos centros de salud, centros cívicos, colegios, nuevas instalaciones deportivas….

Anuncios

Nuestras ciudades del siglo XXI

(Fotos Bilbao)

Nuestras ciudades, las ciudades del siglo XXI, están adquiriendo y seguiran adquiriendo un papel relevante en la articulación de nuestra sociedad. Está llegando el momento de confiar de nuevo en las ciudades, y darles un nuevo papel: el de mediadoras, pues es desde la gestión de lo cercano y desde el control próximo del territorio desde donde las sociedades pueden ejercer la mayor influencia en un sistema global.
Ante este reto, también son las redes de ciudades, las que están adquiriendo un papel más relevante, en su tarea de promover la cooperación entre sociedades urbanas y la búsqueda de soluciones comunes a problemas comunes.
En mi ciudad,Sevilla, avanzamos por este camino, con los presupuestos participativos o con la participación y concertación del reciente aprobado Plan General de Ordenación Urbana así y el Plan Estratégico Sevilla 2010.
El reto que a las ciudades se nos presenta, es apasionante. Los ayuntamientos estamos siendo observados continuamente por los ciudadanos a los que atendemos, que ante el desconcierto y la inseguridad que acarrean los efectos de la globalización demandan crecientes servicios y funciones a sus municipios.
La clave para una sociedad más humana, más amable, más de todos están en las ciudades. En Sevilla tenemos un lema que es La Ciudad de las Personas, y es cierto que la instancia principal de defensa y promoción de los intereses de los ciudadanos, de las personas, están llegando a ser las ciudades.
Y ante esto, los ayuntamientos debemos estar preparados si queremos garantizar ciudades más competentes para servir mejor a la ciudadanía, para ello los Entes Locales deberemos alcanzar la autonomía local y la suficiencia financiera.

Los tres ejes


Los tres ejes que definen nuestro modelo de ciudad son: creación de empleo y desarrollo, vivienda asequible y renovación urbana. Los menciono en este orden y no por casualidad, sino porque realmente existe una prelación entre las prioridades, coincidiendo con su importancia vital y social. Cierto es que el impulso que hemos dado a aspectos con tanta incidencia física sobre la ciudad como la gran renovación urbana que se está acometiendo está dando de este mandato de gobierno municipal un perfil muy “infraestructural”, y sin embargo las otras dos prioridades, tan trascendentes en el futuro de la ciudad y de la ciudadanía, parece captar menos la atención pública y mediática.

Y sin embargo, y repito, para nosotros en primer lugar ha estado y está la creación de empleo y el desarrollo socioeconómico de la ciudad.
Difícilmente puede discutirse que Sevilla está acometiendo el proceso de transformación más importante realizado en nuestra ciudad desde el año 92.
En fín, no quiero ser exhaustivo, pero para resumir el ambiente de transformación que vive la ciudad les confesaré un secreto: después de más de cuatro años impulsando, para que los proyectos en cartera se pusieran en marcha, a veces con muchas dificultades, ha ocurrido como cuando se arranca un coche empujando: todo ha ido tomando tal velocidad de crucero que, créanme, después de tanto empujar ahora mi ocupación y preocupación principal como Alcalde está siendo la de armonizar y coordinar tantas iniciativas en marcha, a veces teniendo que detener actuaciones para que no se acumulen demasiadas obras.
Creo que podemos y debemos ser optimistas respecto a nuestra ciudad. Estamos dando un estirón en toda regla. Como ocurre con los adolescentes, este estirón no siempre es bien proporcionado mientras se produce. Es decir, se avanza más rápido en unos aspectos que en otro. Pero el conjunto va a verse, sin duda en poco tiempo, como armónico y bien equilibrado. Como es Sevilla.

La movilidad en Sevilla (en Diario de Sevilla).

116215097279199729

Existe, a nadie se nos escapa, una cierta visión de nuestra ciudad, de Sevilla, como ciudad clásica. Mejor aún, como ciudad de gustos más bien “retros”, donde triunfa lo antiguo mucho más que lo contemporáneo.
Ese cliché, ese tópico es tan falso como otros muchos. Como por ejemplo que esta no es una tierra de gente trabajadora y emprendedora, de iniciativas avanzadas en todos los campos. Curiosamente, aquí y ahora es evidente que se “matan dos tópicos de un tiro”.
En Sevilla ya hemos demostrado muchas veces que lo contemporáneo no nos asusta. En mucha épocas de la historia, en esta ciudad se produjeron las creaciones más vanguardistas en todas los artes. Y ahora no tiene que ser diferente. Una ciudad con tan buen gusto como la nuestra, en la que la estética es casi una filosofía de vida, el arte en todas sus facetas, y también el arte contemporáneo, tiene su espacio.
La nuestra es una ciudad con buen gusto, con sentido artístico, y eso abarca todas las modalidades y todos los estilos. Cierto es que a esta hora, cuando aquí hablamos, hay decenas de talleres haciendo tallando a “lo barroco”, o que se haya estado haciendo arquitectura regionalista hasta antes de ayer, como quien dice. Es una faceta de la variedad. Hay también mucho, mucho más de compromiso de los artistas con su tiempo, este tiempo en el que tantas vías y caminos distintos se abren para el arte, para las artes, en toda su variedad.
No podemos caer presos de una opción, que se pretende a sí misma como la dominante cuando no lo es, que nos condena a seguir haciendo lo mismo que hicieron otros antes que nosotros. Por cierto, si los antiguos hubieran optado por este mismo programa artístico en Sevilla, estoy seguro de que Sevilla no sería, ni remotamente, como es ahora, con su patrimonio universalmente reconocido.
Sevilla es hermosa porque es nueva, según dijo el escritor Manuel Chaves Nogales, y yo estoy totalmente de acuerdo. Sevilla ha sido hermosa y admirada cuando ha avanzado. Nunca la decadencia es hermosa, aunque algunos aún lo defiendan, afortunadamente muy pocos ya. La mayoría de los sevillanos ya no estamos en eso. Que hay que conservar y proteger los tesoros que tenemos, sin duda. Nadie lo discute, es más, también es un indicador infalible del avance cultural de una ciudad el cuidado de sus tesoros. Pero también lo es la ampliación de los mismos. En eso estamos en Sevilla, cumpliendo la cuota que a cada generación le corresponde para el engrandecimiento de esta ciudad.

¿Cuánta Sevilla te estás perdiendo?

Un buen video de Sevilla21.

Vivienda


Sevilla está a la cabeza de las grandes ciudades españolas en construcción de viviendas protegidas.Viviendas que
por primera vez se adjudican mediante un sistema transparente (sorteo notarial ) en el que todos los que reunen los requisitos exigidos tienenl os mismos derechos a acceder a una vivienda de protección oficial , dedicándose un determinado número de viviendas a favor de las familias monoparentales, familias numerosas, personas con discapacidad, y jóvenes menores de 35 años, en régimen de alquiler y venta. Ya he mencionado, que entre el 2004 y 2006 hemos entregado casi dos mil viviendas y en noviembre se realizará el sorteo de 1.225 viviendas más.
Estamos cumpliendo totalmente las previsiones del plan de vivienda, lo cual tiene varias consecuencias muy positivas. La primera es que miles de familias están accediendo a una vivienda a precio asequible. La segunda es que se está consiguiendo fijar en nuestra ciudad una población que de otra manera no tendría más remedio que buscar su residencia en otros municipios del área metropolitana. Y en tercer lugar estamos consiguiendo influir en desacelerar el precio de la vivienda en nuestra ciudad.