20 de diciembre

Asunción de tí

…Hemos llegado al crepúsculo neutro
donde el día y la noche se funden y se igualan.
Nadie podrá olvidar este descanso.
Pasa sobre mis párpados el cielo fácil
a dejarme los ojos vacíos de ciudad.
No pienses ahora en el tiempo de agujas,
en el tiempo de pobres desesperaciones.
Ahora sólo existe el anhelo desnudo,
el sol que se desprende de sus nubes de llanto,
tu rostro que se interna noche adentro
hasta sólo ser voz y rumor de sonrisa…

(M.Benedetti)

nada

cuchiheos

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.

José Hierro

Amor y español en Sevilla

banner
September 14, 2007

“Vivo en Sevilla y me encanta la literatura , y bueno no era muy fanática de la tecnología y menos del ciberespacio, y mucho menos aún de andar hablando con desconocidos, pero por una de esas cosas del destino Sevilla, el idioma español, internet y el idioma francés, terminaron cambiando un poquito mi vida (bueno, bastante).

Nunca fui muy asidua a internet incluso mi e-mail estaba en e olvido, pero hace dos años, por mi cumpleaños, me regalaron uno y no tenía otra que darle un buen uso.

Recuerdo que tuve que limpiar mi cuenta, que tenía más de 100 mensajes de correo basura. Luego entré al chat y fui aceptando a todos los amigos que desde hace más de un año me habían invitado a agregarlos en mi lista.

Nunca suelo leer el correo basura aún cuando me los mandan mis amigas (y sobre todo si me los mandan ellas que a veces son esas tonterías de cartas en cadenas). Entonces, un día me llegó una invitación a uno de esos chats abiertos de personas que se conectan desde todas partes del mundo.

Era una amiga la que me envió la invitación, al principio lo pasé de lado, qué se creía ella para mandarme eso ¡si recién estaba acostumbrándome a la internet! No iba a mandarme a esos salones de charlas con desconocidos.

Pero por alguna razón, semanas después, me dio la curiosidad y decidí entrar a uno de esos grupos de conversación.

Al principio entré y me aburrí bastante, por lo que comencé a buscar los grupos temáticos. Siempre me ha gustado la literatura y quería estudiar esa carrera en la universidad. También sabía que encontrar a otras personas con esos gustos no era muy fácil y menos en un medio tan masivo como internet a donde la gente va a ‘pasar el rato’.

Entre en un grupo de conversación sobre libros, la discusión era más social pero igual quería decir algo. Saludé, puse mi nombre y mis intereses. Nadie me habló por cerca de media hasta que alguien me saludó, se veía bastante emocionado por que compartíamos el gusto por las obras de Borges y también quería estudiar literatura.

Su nick era algo como noir33, y bueno le seguí la conversación, al principio, por diversión. Luego me dijo que estaba interesado en que habláramos más seguido. Personalmente creí que era la cosa más absurda, me habían contado de la sarta de cosas que pasaban en internet con desconocidos y yo no tenía ganas de pasar una mala experiencia, aún cuando fuera virtual.

El caso es que pasé como una semana sin entrar al chat, no porque ese chico se hubiera portado mal sino porque simplemente el asunto realmente me crispaba los medios.

Sin embargo al revisar mi correo me di cuenta que había recibido e-mail de noir33, cuando lo leí me di cuenta que era un chico muy cortés y con un pésimo manejo del idioma español, tan malo que tuve suponer que no era de aquí. Por alguna razón le respondí ese correo y a partir de entonces comenzamos una serie de comunicaciones que se prolongaron por un año.

Se llamaba Pierre y era francés, vivía en Lyon, y aunque amaba escritores en lengua española era pésimo manejando el idioma. Yo sabía algo de francés por los viajes que había hecho a París con mi colegio, pero tampoco era muy buena.

A pesar de la traba con el idioma nos hicimos muy buenos amigos, creo que éramos lo suficientemente tímidos y honestos como para no pretender nada más por ciberespacio.

Al pasar ese año, cuando llegaron las ‘vacaciones’ Pierre me dijo que quería venir a España a visitarme. Le dije que no había problema así que vino con un grupo de amigos hasta Sevilla.

La pasamos muy bien juntos y sin querer sus vacaciones se prolongaron más y más hasta que decidió quedarse a estudiar en Sevilla conmigo (sí pues, dicen que los franceses son románticos y miren con qué vino este).

El caso es que era pésimo hablando español pero ya que habíamos ‘formalizado’ nuestra relación, mis padres no tuvieron problema en que se quedara en casa. Mientras yo comenzaba a prepararme para el ingreso a la universidad él estudiaba conmigo a modo de práctica y también tomaba unas clases de español en una escuela de idiomas. 

Supongo que fueron sus dos amores (la literatura y por supuesto yo) los que hicieron que se acostumbrara rápido al español, eso y sobre todo que se encontraba en un medio en donde solo hablábamos ese idioma: la casa, la calle, los amigos en común y la escuela de idiomas.

Finalmente ingresamos a la universidad y ya llevamos un año juntos, todo va súper, él se mueve con mucha soltura y se comunica perfectamente en español y también me quiere convencer de que me vaya un tiempo a Francia (eso será dentro de bastante tiempo) con él para que yo aprenda mejor el francés.

En fin, no se que pasará de acá a unos años, solo se que ahora todo está genial para mí y Pierre, aún con el problema del idioma si alguien realmente quiere puede hacer lo que desee.”

Alcalde: ¡qué mal te vendes!

 


“No soy un entusiasta del Alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteserín, y no porque piense que lo está haciendo mal. Creo que está realizando cosas interesantes, asumiendo riesgos y que tiene un pequeño problema para cumplir los plazos que él mismo da, pero si siguiese empadronado en Sevilla no dudaba en votarlo, y no solamente porque los dos militemos en el mismo partido.

Mi falta de entusiasmo viene del hecho de que no sabe comunicar lo que hace y sus motivos a los ciudadanos. Ciertamente está prácticamente rodeado de una prensa hostil, que estuvieron rendidos a Becerril y Rojas-Marcos que lo único que recuerdo que dejaron fue el fiasco del mal llamado “Estadio Olímpico” y la remodelación de El Prado.

Los socialistas sevillanos han pensando, sin mucho motivo, que Sevilla siempre les sería fiel, que no habría problema para ganar sucesivamente, pero desde 1991 es una de las plazas más volátiles, ya que hasta cuatro partidos han formado parte de su gobierno municipal y ha tenido tres alcaldes de tres partidos diferentes.

Siguen alimentando a una prensa que está siempre al acecho. Una prensa que busca y rebusca para esparcir cualquier comentario o rumor y lo repite hasta la saciedad. Una prensa que si se arregla una plaza dice que la distancia entre los adoquines no es la tradicional de no sé qué siglo y se tira tres meses con lo mismo; una radio que tiene a los concejales del PP de amables contertulios y a comentaristas lanzando ataques personales. De camino habría que calmar un poco a los socios de gobierno y sus ganas de destacar.

La peatonalización de la avenida de la Constitución es un éxito pero se ha permitido que una intensa campaña de desprestigio impidiera capitalizarla políticamente (lo cual es legítimo en una democracia). El “carril bici” está siendo usado masivamente pero parece que los críticos no han pagado su confusión a la hora de vaticinar todos los males y el rechazo popular.

Esta ineficacia de los socialistas sevillanos a la hora de que los ciudadanos conozcan lo que es, en términos generales, buena gestión, tiene consecuencias políticas. El PSOE perdió las elecciones municipales aunque empatase a concejales con el PP y solamente la renovación del pacto de gobierno con IU le permitió mantener el gobierno municipal. Ahora no sería mal momento para pensar un poco cuando aún faltan dos años y medio para las próximas elecciones municipales.”

Miércoles, 24 Septiembre 2008 por Geógrafo Subjetivo

http://www.telecinco.es/informativos/nacional/noticia/47882/El+Ayuntamiento+de+Madrid+congela+las+obras+publicas+que+no+esten+en+ejecucion

Inversión por goteo frente a inversión por inundación

por Geógrafo Subjetivo

Sábado, 29 Noviembre 2008goteo

El último Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto-Ley por el que se establece un “Fondo de Inversión Municipal”, dotado con ocho mil millones de euros para que los municipios puedan invertir en determinadas infraestructuras.Pablo Pando ha calificado esta medida de “keynesianismo municipal” y ha dicho que no dejar de ser curioso que se tenga que recurrir a los municipios para que la inversión sea más efectiva, cuando las haciendas municipales han sido depauperadas y se les ha acusado de todo a las corporaciones municipales.

Personalmente yo no soy ni municipalista ni antimunicipalista, aunque sí creo que se ha generado una tensión populista que ha llevado a los alcaldes a asumir cargas, competencias y proyectos que debería haber sido desarrollados por las Comunidades Autónomas.

¿Por qué ahora el Gobierno de España se acuerda de los municipios para invertir estos ocho mil millones y no lo hace él y no se los envía a las Comunidades Autónomas? Hace unos meses en “La Moqueta Verde” algunos comentábamos una de sus estupendas entradas diciendo que el gasto público en inversiones no tenía el efecto multiplicador de antaño. No lo tiene porque las grandes inversiones del Estado se encuentran más tecnologizadas que nunca, el número de trabajadores preciso para llevarlas a cabo es menor y el de empresas intervinientes.

Pongamos un ejemplo. Si yo quiero gastar esos ocho mil millones en infraestructuras y quiero gastarlo lo antes posible para inyectar ese dinero en la economía real, no tiene mucho sentido licitar nuevas líneas del AVE, porque tardarán mucho en realzarse y además pocos se beneficiarán de ese dinero, porque pocos son capaces de construir líneas del AVE.

Si esos ocho mil millones lo invertimos en arreglar aceras en todas las localidades españoles, el número de empresas y trabajadores intervinientes se multiplicará, así como disminuirán los plazos de ejecución y de abono de la obra. El resultado es que el dinero quedará más distribuido y llegará antes a la economía real.

Esta medida podría ser calificada como un riego o inversión por goteo, frente a una inversión o riego por inundación (que sería la del Estado o la de las CCAA), que resulta más espectacular pero que desperdicia mucho recursos y que puede provocar que una parte se pudra por tener demasiada agua y otra se desertice por no recibir nada.

Las sevillas

 

“En esta muy cainita ciudad de Sevilla a nadie le sorprenderá que haya quien celebre el socavón que las obras del Metro han dejado en Puerta Jerez. Son los mismos de siempre, unos clásicos redivivos a los que se han sumado unos clones de nueva generación. Expertos en errar en sus vaticinios, ya dedicaron espacio, tiempo y esfuerzo a aventurar que el metrocentro dejaría algunos muertos sobre las aceras. Que la peatonalización le colgaría el cartel de ‘cerrado’ al casco histórico, que en la Cartuja sólo habría jaramagos y el carril-bici, ese “estúpido invento social-comunista” sería un fracaso de tomo y lomo. Como es fácil comprobar, fallan más que los economistas: no permiten que los hechos les tumbe una mala noticia. Son jaleadores profesionales de cada contratiempo, felices cooperadores necesarios de un estado de opinión en la ciudad que no se corresponde con la realidad. Una realidad que dista tanto de ser perfecta como de la falsa hecatombe que proclaman. Ahora están frotándose las manos ante un posible anuncio de nuevo retraso en la apertura del Metro. Ya tienen su escandalillo de noviembre. Ese ventajismo filibustero ante cualquier proyecto o a la vista de un problema no es nueva. Es la pulsión del cuanto peor, mejor, que lleva décadas derramándose sobre la ciudad, último eslabón de la cadena del interés de los vigilantes de su propia cartera. Es palpable que si bien ese discurso hace cierto ruido, cada vez tiene menos fuerza para mover el molino. Afecta a los políticos, pero a la inmensa mayoría de los ciudadanos le trae al pairo lo que digan, vociferen o escriban. Quizás porque los dicterios de este nuevo despotismo ilustrado lleva más a gala que nunca el “todo para el pueblo pero sin el pueblo”… /…

Antonio Hernández Rodicio . Hoy en EL CORREO DE ANDALUCIA.

 

Sevilla : ni huérfana, ni muda , ni ajena , ni tonta.

…/… “La gran reflexión que está por hacer de un modo ordenado y científico tiene que ver con el concepto que tenemos de Sevilla, tan acostumbrados como estamos a la sinécdoque de confundir la parte por el todo. Es tan poderosa la imagen de marca que ofrece el frente monumental de la ciudad, tan persistente la huella histórica y tan visibles sus atractivos, que corremos el riesgo de pensar que Sevilla es sólo su entorno monumental, el centro de la ciudad, los espacios comerciales y las zonas más prósperas. Se piensa que las fuerzas vivas que habitan es ese ámbito son las determinantes, las que están en el derecho de decidir y dirigir, de vetar y opinar. El resto de la ciudad no importa. Huérfana, muda, ajena y tonta. Y sin embargo, la inmensa porción de ciudad que queda fuera de ese espacio imaginario de influencia es la que más debería pintar. La más numerosa, la que mejor define sociológicamente a Sevilla y también la que más necesita de la atención y la inversión pública.

 La Sevilla de los barrios no puede ser el patio trasero de la ciudad aunque haya quien se empeñe. Los responsables políticos deberían reflexionar sobre esto. Porque con su aceptación de las reglas del juego actual contribuyen a perpetuar el cliché. Es de sobra conocido lo que cabe esperar de la histeria mediática de guardia, muchas veces más desproporcionada que la propia oposición política: ruina, ruina y ruina.” …/…

Las sevillas

Antonio Hernández Rodicio

Hoy en EL CORREO DE ANDALUCIA