Fin de ciclo

La valoración de este ciclo, de estos tres mandatos, la harán, cuando pase algún tiempo, los ciudadanos, no ya sólo los que han confiado reiteradamente en mí durante tantos años sino también los que están viendo cambiar la ciudad, haciéndose cada vez más habitable, más saludable y que ha ido progresando mucho en estos años. Para mí ha sido un verdadero honor ser el alcalde de Sevilla, durante doce años , una magnífica experiencia personal para mi vocación política de servicio a la ciudadanía .

A partir de ahora estamos en:

Dejo la Alcaldía con una sensación agridulce. Por un lado, estoy orgulloso de todo lo que hemos conseguido, de cómo ha progresado Sevilla. Por otro, tengo la sensación de que podía haber hecho aún mas  cosas y mejor, y que podía haber ejecutado otros proyectos que no han salido adelante por diferentes dificultades. Pero ser alcalde de tu ciudad durante tres mandatos consecutivos es un lujo que no todo el mundo se suele permitir: elaborar un modelo de ciudad que, gracias al respaldo de la mayoría de los ciudadanos y a pesar de las resistencias de sectores muy ruidosos, terminan haciéndose realidad y tu luego vas viendo como van siendo asumidos por la gente.   Ahora espero disfrutar yo también de esa Sevilla humanizada a pie de calle, sin tener que ir apuntando en un papel los desperfectos, los problemas o las cosas que no estaban bien como he ido haciendo estos últimos 12 años.   

El impulso del carril bici, el Metro-Centro, la construcción del metro, la recuperación de la ribera del Guadalquivir, la protección del centro histórico, el Metropol-Parasol en la Plaza de la Encarnación…Es verdad que todos estos son proyectos importantes, renovadores y que han transformado la fisonomía de Sevilla. Pero yo de lo que estoy más  satisfecho es de lo que se ha hecho en los barrios en estos años. Hemos trabajado en esos grandes proyectos, pero sobre todo en las cosas que inciden directamente en la vida de los sevillanos. Impulsamos y ejecutamos el Plan de Barrios I y el II y hemos logrado mejorar el estado de calles, plazas, aceras y zonas comunes de los barrios. además de dotarlos de centros de salud, de servicios sociales, deportivos , de empleo, cívicos… como nunca antes Y los hemos tenido muy presentes a la hora de desarrollar las redes de transporte público y los parques: en Sevilla hemos pasado de contar las distancias en kilómetros a medirlas en minutos y de 7 m2  de zona verde por habitante a 25. 

Hay un hecho de carácter histórico que  me parece relevante. Hasta ahora, Sevilla se había transformado a golpe de gran acontecimiento. Hubo un cambio histórico con la Expo del 29 y la Expo del 92 puso a Sevilla en el mapa de nuevo,ampliaron su extensión urbana, sus infraestructuras y le hizo dar el salto hacia la modernidad. Pues bien, en estos años hemos llevado a cabo una importantísima revolución , hemos hecho grandes obras e intervenciones en la ciudad consolidada, como las eatonalizaciones en el Centro o en Triana, o el carril bici por toda la urbe, por ejemplo, que han cambiado los hábitos cotidianos de Sevilla. Las personas que vienen de fuera así lo perciben, se dan cuenta del cambio. Y lo hemos hecho inmersos en la realidad cotidiana, en la vida diaria de la ciudad, sin tener que aportar ninguna excusa. Lo hemos hecho porque la mayoría de los sevillanos, amantes de nuestras tradiciones sin duda, no hemos estado anclados en el pasado, sino mirando al futuro. 

 No soy yo quien debe valorar los avances de la ciudad en esta década . Será, está siendo ya, la ciudadanía quien lo haga conforme pase el tiempo y se vean las cosas con mayor distancia, fuera ya de la crispación de la política y de las polémicas de los periódicos. Yo lo he intentado con todas mis fuerzas y con la de la gente de mi equipo, sin demasiada ayuda, contra viento y marea. Y creo que algo sí hemos logrado, me lo reconocen ya en privado, y no tardarán en hacerlo en público, algunos de mis mas feroces contrario: los peatones, que somos todos, tenemos ahora mejores condiciones para pasear por Sevilla, más espacios, más cuidados, más zonas verdes abiertas al disfrute de las personas. Y, gracias a los esfuerzos de todos, hemos logrado un aire más limpio y más respirable, justamente al contrario de lo que ha sucedido en otras ciudades españolas. 

No soy quien para dar consejos, al menos en este primer momento. Pero trabajar entusiastamente para hacer progresar la ciudad, el actuar siempre, el no quedarme quieto , son rasgos de mi carácter y de mi ideología política. Yo creo, sinceramente, que es lo que debe hacer un alcalde. Es lo que deben exigirle los ciudadanos que no tienen miedo a que mude el “stato quo”, que no temen a las reformas y a  que cambien las cosas, porque no tienen miedo a perder prebendas o privilegios que la mayoría no posee, aunque no siempre se comprendan las dificultades, los esfuerzos, las molestias momentáneas o las resistencias corporativas que eso conlleva. Tengo la satisfacción del deber cumplido, con defectos, sí; con errores, también. Pero siempre con la mejor intención y la mejor voluntad. Porque  sobre todo ahí, en la cohesión territorial y en la cohesión social, en una ciudad menos dual y mas equilibrada, más sostenible, a pesar de la crisis, está el fruto de ese esfuerzo mayúsculo.

Mi futuro inmediato pasa por poder disfrutar plenamente, al salir del trabajo o los fines de semana (¿qué es eso?) de esta Sevilla del siglo XXI como no he podido hacerlo hasta ahora. Hay muchos lugares nuevos o remozados que he inaugurado como alcalde: nuevas plazas, nuevos centros deportivos con padel o con campos de césped artificial, nuevos centros culturales como Santa Clara, nuevas Bibliotecas como la de la Macarena o la del Río, jardines como los del Cristina o El Valle, paseos como el de Nueva York o el de la O, parques como los de toda la ribera del Guadalquivir,en una y otra orilla… que ahora voy a poder compartir con mis vecinos y conciudadanos de una forma mucho más libre y tranquila de lo que ha sido hasta el momento.

.

..¡¡Nos vemos!! . A partir de ahora  en alfredosánchezmonteseirín.wordpress.com y también en  FACEBOOK.

Plaza Mayor de la Encarnación de Sevilla

El 15-M aguanta en «las setas» y mantiene para hoy la misma actitud de respeto»

El movimiento «Democracia Real Ya» sigue tomando cuerpo tanto a nivel nacional como, particularmente, en Sevilla, donde en la jornada de reflexión de ayer llegó a concentrar a la sombra del Metropol-Parasol a unas cinco mil personas, según sus organizadores, en el momento de la convocatoria principal de protesta, la de las ocho de la tarde. Allí se volvieron a reclamar con la simbólica acampada mejoras sociales y reformas en el sistema político, desafiando la prohibición de concentrarse de la Junta Electoral Central. No se disolvió la protesta pacífica ni tampoco la Policía mostró actitud para ello, ya que las órdenes que se tienen es la de no desalojar a menos que se produzcan altercados. Y nada más lejos de la realidad.

.

 De hecho, los propios organizadores destacaron ayer el talante colaborador del mismo Ayuntamiento de Sevilla, que ha prometido a la plataforma del llamado «movimiento 15-M» que hoy les va a abrir los baños del mercado de La Encarnación para mejorar las condiciones de los acampados, quienes también están encontrando colaboración por parte de Lipasam o los efectivos policiales.

El colectivo ha reforzado las comisiones de limpieza y seguridad para generar los menos problemas posibles en el lugar. Este movimiento mantuvo ayer sus asambleas, de las que hoy saldrá probablemente un comunicado concretando algo más sus reivindicaciones en coordinación con los organizadores de la protesta principal, la de Madrid, con los que el contacto es cada vez más fluido.Para hoy, jornada electoral, la plataforma mantendrá la misma actitud de respeto a los comicios y su «intención de no hablar de votos ni de nada que distraiga», invitándose «a todos los ciudadanos tengan la ideología que tengan». Se han previsto charlas, debates, talleres, cuentacuentos y un buen número de actividades para completar el día de hoy.

Por otro lado, en el resto de capitales andaluzas también empieza a crecer el movimiento con concentraciones en plazas públicas, aunque a mucha menor escala que en Sevilla. En Málaga la jornada de reflexión transcurrió tranquila en la Plaza de la Constitucióncon alrededor de un centenar de personas adheridas a la protesta. Hay acampadas también en Almería, Granada o Huelva, que, como la de Sevilla, tiene previsto mantenerse también desde mañana.

E. BARBA / ABC / Día 22/05/2011 – 07.05h