Trabajadores de Transportes Urbanos de Sevilla

Este mediodía he asistido al tradicional homenaje a los jubilados de Tussam, que ha reunido  a unas 300 personas entre trabajadores  y acompañantes. Este acto se viene celebrando desde el año 2000 en los días previo ala Feriay en el mismo se hace entrega de un Giraldillo a los trabajadores que se han jubilado en el último año. En esta ocasión, 18 trabajadores en total.

He estado con el presidente de la empresa, Francisco Fernández; el vicepresidente, Juan Ramon Troncoso; el director gerente, Carlos Arizaga;  los directivos de la compañía, yla Junta Directivadela Asociaciónde Mayores de Tussam, encabezada por  su presidente Fermín Caballero, quien ha agradecido el esfuerzo y la defensa del carácter público de la empresa por parte de los trabajadores homenajeados, como ha hecho también el primer presidente de la Asociación  Angel  Oliveros.

LOS MAYORES VIVEN

1º Porque todavía tenemos la capacidad de pensar y la memoria para contar,

2º Porque hemos derramado nuestro sudor y levantando este empleo y, todavía más, la organización que lo sustenta;

3º Porque estamos cansados de tantas facciones y violencia (nosotros venimos de vuelta);

4º Porque damos soluciones desde la sabia de la edad y la savia que recorre nuestro cuerpo, la inconquistable verdad de los padres…

Hoy, más que nunca, los mayores viven. Retomando una cita de Ortega y Gasset que leí hace poco en una carta de Sevilla “si se quiere de verdad hacer algo serio, lo primero que hay que hacer es callarse”. Callarse no quiere decir cometer el delito del silencio (otra frase que es título de un librillo que anda suelto por ahí),  sino comprender el silencio.

No ofenderemos a nadie, porque ya estamos todos retratados en el tiempo; de nadie nos quejaremos, porque ya estuvimos allí. Aconsejamos la virtud frente al vicio, la educación a la burla por todo y nada, la honradez al delito. Seguros estamos de formar parte de la experiencia y nuestros atributos también son herencia: decir la verdad y no ridiculeces…/…

Desde los primeros hasta los últimos, pasando por la vida y la muerte, se funda nuestra Humanidad. Ésta apela a seguir construyendo y no destruyendo o expandiendo odios. No queremos comedias ni caciquismos o amenazas (vayan si quieren al juzgado de guardia) y sí, por el contrario, buscamos nuevas declaraciones de humildad y voluntades en movimiento. Se conquista levantando con el Ser y el Tiempo, lo demás son interpretaciones u ordenadores personales que se derrumban con el tiempo en guerras frías y Holocaustos.

Prevalezca el respeto y, ante todo, el interés por NUESTROS MAYORES; por la presencia generosa y su desarrollo completo. Los Mayores son valores de inteligencia, voluntad, memoria, conciencia y fraternidad.  El que se crea con privilegios que no llame a nuestra puerta, pero el que quiera conocer cómo se envejece que nos haga una visita, LOS MAYORES VIVEN.

Salvador Jiménez. (Te presto mi voz, querido padre: MIGUEL JIMÉNEZ JIMÉNEZ)

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s