Sevilla se confirma hoy como polo aeronaútico europeo : un largo camino

 

Sevilla ha conseguido convertirse en una referencia industrial y tecnológica en diversos sectores avanzados a escala nacional e internacional, y no ha sido por casualidad.

Artículo de opinión, hoy, en  Tribunas de EL CORREO DE ANDALUCÍA

Hace diez años, la Comisión Ejecutiva del Plan Estratégico recibió e hizo suya una propuesta sobre el modelo de ciudad a desarrollar; qué proyectos resultaban claves y cuáles eran los que se entendían críticos, para hacer posible el desarrollo de la ciudad de una manera adecuada. Convertir a Sevilla en el polo aeronáutico del Sur de Europa era una aspiración seria.

Aquella propuesta se fue haciendo realidad. El Ayuntamiento de Sevilla hizo todo lo posible para que los suelos de la Maestranza Aérea se transformaran en la nueva factoría del A400M en una parcela de más de seiscientos mil metros cuadrados. El apoyo decidido por parte de las distintas administraciones: Gobierno de España y Junta de Andalucía, hizo todo lo demás. La subvención, con cerca de un tercio de su coste, fue un punto clave para hacer de Sevilla ese distrito aeronáutico que no queríamos que se escapase del término municipal.

El urbanismo productivo y el compromiso por el interés general del Gobierno de la ciudad nos permitió pasar de la Sevilla de Coca-Cola y Uralita, a la Sevilla de Palmas Altas y Abengoa, o a la de Heineken-Cruzcampo, o a la Sevilla de EADS-CASA.

Han sido múltiples las acciones y actuaciones económicas y políticas realizadas durante esta década. Y no ha sido fácil. El programa ha sufrido retrasos de desarrollo, complicaciones…, pero hoy se puede afirmar, con total seguridad, que el gran proyecto aeronáutico, basado en la planta de ensamblaje final del A400M, pero también en el centro de entrenamiento de pilotos, y en los nuevos espacios industriales, como Aerópolis, u otros que nacen alrededor de esa iniciativa, no tienen ya vuelta atrás a pesar de las dificultades.

Y esto es muy importante porque cuando una industria de estas características se ubica en una ciudad, no sólo hay que tener en cuenta la importancia de los puestos de trabajo directos, o de los muchos ingenieros formados en Sevilla o en algún lugar del mundo que se incorporan a una tarea de alta tecnología, sino que, en otros muchos sectores, también hay una gran repercusión, en diferentes niveles.

Por eso debemos tener presente la necesidad de estar alerta para conseguir sacar el mayor fruto posible a todas estas realidades que, antes, eran proyectos. Como ha ocurrido con el acuerdo que la Universidad de Sevilla ha firmado con Alestis, por el que se le adjudica a la Escuela Superior de Ingeniería el programa completo de ensayos sobre materiales, componentes y sistemas de la cadena central y el cono de cola del futuro avión A350. Es una adjudicación que supone un importe que ronda los tres millones de euros y es de una envergadura extraordinaria la que goza este proyecto, que va a situar a la Universidad de Sevilla y al programa TIM, dentro del reducido número de laboratorios europeos con capacidad para llevar a cabo ensayos de primer orden de una aeronave de nivel comercial.

Una iniciativa que supone un paso muy importante porque se trata de una formación a todos los niveles y no sólo en los superiores sino, en esos niveles donde, sin duda, se puede generar mucho empleo para amplias capas de la población.

Ante estas perspectivas, ¿dónde está el humo del que tanto se hablaba? Conviene ahora recordar que “humo” fue la palabra más utilizada cuando debatíamos con los agentes sociales y económicos el Plan Estratégico de Sevilla 2010.
“Humo” se decía cuando el Gobierno hablaba de aeronáutica o de convertir Sevilla en el polo aeronáutico del Sur de Europa, junto a Toulouse o Hamburgo. Se decía que se estaba vendiendo “humo” para intentar ocultar otro tipo de cosas que no interesaba se trasladasen a la opinión pública; que se viajaba por viajar; que el Gobierno estaba haciendo algo que le entretenía, desde el punto de vista de la responsabilidad política, en vez de estar, exclusivamente, centrado en las cosas cotidianas.

Sin embargo, a pesar de encontrarse con esa actitud hostil, el Gobierno de la ciudad, el Gobierno de Andalucía e incluso el de España, de diferente color político, se pusieron de acuerdo para hacer cada cual su tarea, a fin de conseguir algo realmente importante, a pesar del descreimiento, el escepticismo, las ironías y las criticas de quienes desprecian lo que ignoran.

Sevilla, hoy, puede presentarse como una ciudad que ha utilizado el urbanismo para su desarrollo, como un urbanismo productivo, con la aeronáutica, pero también con otros sectores industriales de tal manera que, mientras que en otros lugares de Europa se están deslocalizando empresas de automoción, en Sevilla se amplían, como la factoría de San Jerónimo, dedicada a la fabricación de las cajas de cambio.

A las empresas que pretendían irse para especular con el suelo y construir viviendas de lujo, no se les ha permitido y a las que se han marchado del lugar donde estaban, se les ha exigido que ampliaran los puestos de trabajo, y además, concentraran en el término municipal todo lo que suponía producción, investigación y desarrollo.

Toda la corporación debe sentirse orgullosa por todo ello tal y como planteamos en el último Pleno municipal, así como todos los que participaron, porque no ha sido una cosa sólo del Gobierno de la ciudad, en el Plan Estratégico de Sevilla 2010, con todos estos elementos centrales que eran propuestas y que, hoy, son realidades industriales que, en la actual situación económica, suponen una oportunidad para mirar al futuro.

La ciudad ha ganado la batalla y han perdido los derrotistas; una batalla que no era fácil ni sencilla. Y el hecho es que, a pesar de las dificultades económicas, de la angustia que supone el incremento del desempleo y la situación financiera de muchas empresas, merecerá la pena aprovechar las oportunidades para poder sacar el mayor fruto posible de esta enorme realidad de una Sevilla que, desde el punto de vista industrial, ha dado pasos de gigante en los últimos años.

foto antonio pizarro(DdS)

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s