Tablada de Sevilla: la dehesa fue municipal durante siete siglos, hasta su cesión al Estado en 1914

La plataforma ciudadana Tablada Verde y Pública ha presentado recientemente su propuesta de usos para la gran dehesa de 356 hectáreas, que se convertiría en un gran espacio verde con Metro, playa, huertos ecológicos y centros para deportes hípicos y aéreos.  IU asumió el pasado lunes este diseño, que garantiza el uso público que tuvo durante siete siglos, hasta 1914. Desde entonces, los avatares económicos y políticos se han sucedido, tal y como demuestra este breve recorrido por la historia de Tablada.

Siglo XIII. Alfonso X el Sabio hace donación a la ciudad de la dehesa de Tablada.

1481. Se instala uno de los principales quemaderos de la Inquisición, en activo hasta 1781.

1914. Cesión al Estado (ramo de Guerra) de una parcela de 240.000 metros cuadrados, “por tiempo indefinido al servicio de la aeronáutica, sin derecho alguno demanial.”

1932. 10 de agosto, fecha de infausta memoria para los sevillanos. Sanjurjo se subleva en Sevilla contra la República, intentando sublevar con él a Tablada. Al día siguiente, Azaña mandó un juez especial que metió en la cárcel a varios oficiales.

1933. El 19 de junio de este año, en plena República, se inicia desde Tablada la gesta aeronáutica del primer vuelo trasatlántico entre Sevilla y Camagüey (Cuba), en el avión Cuatro Vientos.

1934. El Ayuntamiento de Sevilla vende al Ramo de Guerra la Dehesa de Tablada, hasta entonces cedida. Se adelantaron ocho millones de pesetas a cuenta”. No se pierda de vista que en ese momento la II República ya está en manos de la coalición radical-conservadora.

1936. Tablada es pieza clave para los militares insurgentes del 18 de julio, como cabeza de puente para el transporte aéreo de las fuerzas rebeldes desde África hasta la Península. El primero de los vuelos con transporte de tropas se produce el 20 de julio. “En lo que queda de julio, Tablada recibe sin cesar aviones repletos de soldados y pertrechos de guerra procedentes de Tetuán, hasta un total de 2.063 hombres equipados y dispuestos para el combate” (Serrano de Pablo, 1971). El 6 de agosto, Francisco Franco llega a Tablada y monta su cuartel general en el palacio de Yanduri, en cuya fachada, por cierto, todavía figura una placa conmemorativa. “Hasta el 30 de noviembre de 1936 fueron transportados en avión 23.393 hombres (en su mayoría mercenarios marroquíes), equipados y listos para el combate, y 400 toneladas de material”. (Serrano de Pablo).

1946. La operación de compra-venta no se cierra hasta el 10 de mayo de 1946, que fija la cantidad de 16.305.432 pesetas. En esta operación el Ayuntamiento franquista se compromete a invertir la mitad de esa cantidad en adquirir otros terrenos para pastos comunes que sustituyeran a los de Tablada. No consta que esa compra se realizara.En años posteriores a 1946, el Ministerio de Defensa fue comprando o expropiando otras fincas colindantes, hasta formar la finca única que sería objeto de la situación actual.

1957-58. Tablada vuelve a ser cabeza de puente en el tráfico aéreo para la guerra de Sidi-Ifni, un conflicto ignorado por la historiografía oficial de la dictadura.

1997. En julio de ese año, el Ministerio de Defensa (del primer gabinete de Aznar) adjudica en subasta pública un primer lote de terrenos de Tablada (160,9 hectáreas), a las dos cajas de ahorro sevillanas, El Monte y San Fernando, por una cantidad que supera los 30 millones de euros, a los que estas entidades bancarias habrán de añadir otros 18 millones por pagos de derechos de reversión a antiguos propietarios al cesar el uso militar. El Ministerio de Defensa olvida solicitar un certificado de innecesariedad a la Dirección General de Costas (Ministerio de Medio Ambiente) para el control del dominio marítimo terrestre. Esta carencia será decisiva en los pleitos. El Plan General de 1997 contempla esos terrenos como no urbanizables.

1999. El 18 de febrero de ese año Alejandro Rojas Marcos (cuyo partido, el PA, controla la Delegación municipal de Urbanismo), aliado de la alcaldesa Soledad Becerril (PP), firma un convenio urbanístico sobre Tablada con las dos cajas de ahorros de Sevilla, comandadas por sendos militantes díscolos del PSOE, Isidoro Beneroso (que llegó a ser delegado de Urbanismo con el ex alcalde socialista Manuel del Valle) y Juan Manuel López Benjumea. En ese convenio se promete la calificación de la dehesa como urbanizable (cosa que nunca quedaría reflejada en ningún plano oficial). Este convenio fue ratificado por el Pleno del Ayuntamiento el 25 de febrero, con los votos del PP y el PA y la oposición de PSOE e IU.

2000. Las mismas dos cajas de ahorro de Sevilla alcanzan un nuevo acuerdo con el Ministerio de Defensa (siempre con Aznar en el Gobierno) por el que adquieren, sin subasta, otras 150 hectáreas del antiguo aeródromo, por valor de más de ocho millones de euros. En esta ocasión el Gobierno sí solicita la declaración de innecesariedad para el dominio marítimo-terrestre a la Dirección General de Costas (Ministerio de Medio Ambiente), que emite el certificado, pero haciendo reserva expresa de 200 metros a lo largo de todo el cauce, lo cual afecta también al primer lote vendido a las cajas.

2001. Por otras vías, se produce una nueva compra de diversos terrenos por las repetidas cajas, que así consiguen agrupar 356 hectáreas. En total las dos entidades invierten en la operación casi 82 millones de euros. Ya en octubre hay una nueva venta. Esta vez las dos cajas, urgidas por el Banco de España a desprenderse de una inversión tan aventurada, venden sus 356 hectáreas al consorcio Tablada Híspalis por 81 millones de euros, según dicen los compradores. Tablada Híspalis está formada por 14 inmobiliarias, entre otras Prasa, Inmobiliaria Osuna, Sando, Arenal 2000, Idisa y Level.

2002.El 14 de diciembre Tablada Híspalis da a conocer su magno proyecto de urbanización de Tablada: 20.000 viviendas. Nunca recibieron la más mínima conformidad de las administraciones públicas.

2003. Los actuales propietarios, visto que su proyecto no prospera, tasan los terrenos en 210 millones de euros (35.000 millones de las antiguas pesetas), es decir, bastante más del doble de lo que pagaron por ellos, sin haber hecho absolutamente nada. Se trata, pues, de una de las mayores operaciones especulativas que ha conocido la España democrática, operación felizmente frustrada hasta ahora.

 

2006. El nuevo Plan General, aprobado definitivamente en verano por la Junta de Andalucía, continúa contemplando los terrenos en cuestión como “no urbanizables de especial protección”.

2007. 18 de mayo. El Pleno municipal, amparándose en la nueva Ley del Suelo, inicia expediente de expropiación de Tablada sobre un justiprecio estimado de 6,5 millones de euros. Este expediente no prosperará. Un segundo expediente, tampoco, ambos anulados por el TSJA.

2009. Dos leyes autonómicas, el Potaus y la LOUA, contemplan Tablada como espacio agrario de interés metropolitano para el fomento del uso público, actividades de ocio y conservación del patrimonio y parque equipado. Este nuevo marco legal podría dar pie a un tercer procedimiento de expropiación por parte del Consistorio.El 9 de junio, el Pleno Municipal solicita a la Junta de Andalucía la declaración de Parque Periurbano. Vota a favor incluso el PP. El 13 de octubre ve la luz una providencia de la Audiencia Nacional (Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso), a demanda de un promotor particular, que supone la revocación de la subasta de 1997 por defectos de forma (haber vendido parte de terrenos sin pedir al Ministerio de Medio Ambiente la declaración de innecesariedad para el dominio marítimo-terrestre y para el control de las crecidas del río), mandando ejecutar dos sentencias anteriores, ratificadas por el Tribunal Supremo; ello puede afectar a todas las operaciones de compraventa posteriores. Naturalmente, los actuales propietarios de Tablada (Tablada Híspalis) dicen que esa resolución es “inejecutable”. El 29 de octubre la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso Administrativo desestima el recurso presentado por los promotores de Tablada Híspalis contra la aprobación del PGOU de Sevilla por la Consejería de Obras Públicas, en el punto en que declaraba Tablada como “suelo no urbanizable de especial protección”.

2010. El 14 de mayo hay una nueva sentencia de la misma Sala contra otra reclamación de la misma agrupación de intereses, reiterando los mismos argumentos de la anterior. Finalmente, en julio pasado el Ministerio de Defensa desiste del recurso de casación interpuesto anteriormente para intentar paralizar la sentencia de la Audiencia Nacional de 2004, con lo cual queda libre el camino que puede conducir a anular las sucesivas ventas de Tablada y a la reversión de esos terrenos al propio Ministerio de Defensa. Ello permitiría una transacción directa entre el Ayuntamiento de Sevilla y dicho Ministerio, en términos mucho más razonables que los de la cascada de despropósitos que aquí hemos descrito someramente. Lo que haría que Tablada regresara al patrimonio del que fue su histórico dueño: el pueblo de Sevilla.

(El Correo de Andalucía)

 


Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s