Ayuda

Un hombre mayor que vive en su casa solo y se cae en el baño. Una persona con obesidad mórbida que se sienta en el váter y no se puede levantar o una mujer que no puede bajar a la calle porque padece alguna incapacidad. Esta serie de situaciones se dan a diario en Sevilla.

Son incidencias que para las personas que las sufren suponen un gran problema que requieren una atención urgente, pero son trances que no están catalogados como emergencias, ya que en la mayoría de los casos no es necesario un traslado al hospital. Éstas y otras situaciones son atendidas por un dispositivo montado hace tres años por las delegaciones de Convivencia y Seguridad y de Bienestar Social del Ayuntamiento de Sevilla. Un dispositivo que activa el 112, ya que la mayoría de las llamadas entran a través de este número de teléfono, que se pone en contacto con el Cecop, que es el que deriva a un servicio u otro dependiendo del tipo de patología.

Este servicio antes lo cubrían la Policía Local o los Bomberos. Ahora el dispositivo es más amplio y completo, ya que acude un técnico de los servicios sociales y, dependiendo de la casuística, va acompañado de policías locales o de bomberos. Un ejemplo: si una anciana que vive sola llama al 112 diciendo que se ha caído, que se encuentra bien, pero que no se puede levantar, directamente el 112 da el aviso al Cecop, que se pone en contacto con la afectada para saber qué le ha pasado, cómo está y pedirle los datos. Inmediatamente envían a un técnico para que levante a esa persona acompañado de agentes que tienen previamente que abrir la puerta forzándola. En el caso de que se pudiera entrar al domicilio sin necesidad de emplear la fuerza, pues acude sólo un asistente de bienestar social. Pero la atención no termina ahí: el técnico hace la labor de asistente social, visualiza la vivienda, la situación en la que habita esa persona y si observa algún tipo de problema interviene el Cecop social, la Delegación de Salud y Consumo. Hay ocasiones en las que se encuentran, por ejemplo, con afectados por el síndrome de Diógenes. En todos los casos, si se detecta alguna anomalía en la vivienda, el expediente se deriva a otro servicio para que el Ayuntamiento intervenga. La casuística es muy variada. Las personas que trabajan en este servicio se suelen encontrar todo tipo de casos. El perfil suele ser siempre el mismo: personas mayores que viven solas o personas con alguna enfermedad o discapacidad.

Tiempo de actuación: de 30 a 35 minutos. Esto es lo que tardan en actuar desde que reciben la llamada hasta que acuden a casa de la persona afectada. Hay casos que se cierran al momento, es decir, una vez que han levantado a la persona y han visto que está bien. Hay otros que requiere la intervención de otros servicios, pues sobre la marcha lo van resolviendo. Son datos que demuestran que el servicio social prestado es eficaz y de calidad.

Vehículo Emergencia Social Sevilla

Son incidencias menores y     desconocidas por muchos. Sin embargo, las llamadas a este servicio han aumentado en los últimos años. En 2008 recibieron un total de 32 llamadas. En lo que va de año, ya han registrado 609, un aumento considerable que señala que cada vez se dan más emergencias de este tipo.

 

El desafío de no poder levantarse

El Ayuntamiento tiene un servicio de asistencia que atiende estas emergencias/ CARMEN GAVIRA GUERRA / Diario de Sevilla/

 

Anuncios

1 comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s