Urbanismo social



El Urbanismo Social es aquel que trasciende la preocupación por la ordenación del territorio y la arquitectura y prioriza el interés general frente a otros legítimos, pero particulares o minoritarios, y defiende lo público como garantía del equilibrio social. Así,  en Sevilla durante la última década nos hemos ocupado sobre todo del desarrollo de los barrios, hemos apostado más que nada por la vivienda protegida  buscando la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos de  los barrios más poblados de nuestra gran ciudad. Pero en estas políticas de cohesión social se enmarca también la revitalización del Casco Histórico, de una zona que es el alma de la ciudad y que recupera el pasado con perspectiva de futuro. Es lo que ahora se puede ver en la Plaza Nueva, la Avenida, la calle San Fernando, la Plaza del Salvador, la Plaza de la Contratación, la Alameda de Hércules, la Plaza de España o el Paseo de Roma.

Los barrios han sido zonas de actuación preferente. En el I Plan de Barrios invertimos 125 millones de euros que nos han permitido empezar a saldar la deuda histórica que teníamos con estas zonas más desfavorecidas. Y no nos hemos parado ahí. La rehabilitación de Regiones Devastadas y el nuevo barrio, ecológico, que se está levantando para sus vecinos de siempre es un motivo de orgullo para nosotros.

Entre los años 2003 y 2007 se han construido en Sevilla 15.634 viviendas protegidas, de las cuales, casi siete mil han sido promovidas por la empresa pública municipal, Emvisesa. Y, a pesar de las dificultades económicas actuales, seguimos avanzando en el Plan 2012 con la previsión de construir otras 19.000 viviendas protegidas, más de 6.000 a cargo de esta empresa municipal.

Del urbanismo social puedo, afortunadamente, escribir líneas y líneas. Pero no es el lugar ni el momento. Me basta con citarles algunos de los equipamientos para los barrios-ciudad: las nuevas sedes universitarias (la última, la politécnica que vamos a hacer en los Bermejales, en un solar que va a acoger también un centro cívico), el nuevo Palacio de Congresos y Exposiciones, o el Monasterio de Santa Clara, o la Encarnación.

También podemos detenernos en las nuevas comisarías de la Policía Nacional, en los centros deportivos, o en los de Salud, o en los campos de fútbol de césped artificial que hoy hay en todos los barrios de Sevilla. ..(continuará).

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s