Sevilla tiene otro tesoro por descubrir

(…) Un edificio cerrado es como un escritor que guarda celosamente sus textos: un misterio. Y eso es precisamente ese gran solar que está en el barrio de San Bernardo y en el que, desde mediados del siglo XVI hasta 1991, se han construido cañones tan poderosos como El Destruidor, El Tigre El Inbensible, que así se llamaban algunos de los artefactos que se fundieron en la fábrica en el siglo XVIII, según reza en el Libro de las bocas de fuego en el que están listados todos los cañones con sus nombres y los de sus fundidores.

Pero los usos de este versátil y bello espacio, del que salieron no solo los cañones con los que la flota española se defendía por los mares del Caribe, sino también piezas clave en la historia de España, como los leones que flanquean la entrada de las Cortes o la veleta que corona la Giralda, están aún por determinar. El Ayuntamiento ha designado a un equipo de seis expertos, que está trabajando desde junio en la redacción de un plan director para todo el solar. Julián Sobrino, doctor en Historia del Arte, especialista en arquitectura industrial y uno de los profesionales con más conocimiento sobre este monumento, lidera este equipo que deberá presentar sus conclusiones en abril de 2011. “Todo apunta a que será un espacio ideal para actividades culturales, podría convertirse a algo parecido al Matadero de Madrid. Podría albergar un auditorio, salas de congresos, de exposiciones… Creemos que se convertirá en el mejor espacio cultural de la ciudad con una inversión muy ajustada, entre 20 y 30 millones de euros. Además, hay espacio para restaurantes, tiendas y bares que le darán vida al conjunto”, explica Montaño.

“La Fábrica de Artillería es una extraordinaria lección de arquitectura en el sentido espacial, constructivo y de los materiales. Su estado de conservación general es bueno, pero es necesaria la consolidación de las cubiertas y de cornisas”, comenta Sobrino, quien destaca espacios como la nave llamada La catedral, por su monumentalidad, o la sala que albergaba la “máquina de sangre”, un tiro de seis mulas con el que se horadaban los cañones para abrirles el alma.

Articulo completo :

Sevilla tiene un tesoro por descubrir

.Margot Molina.EL PAíS .

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s