El ´padre Iniesta´ y ´don Juan Centeno´

Me acabo de enterar de la muerte de uno de mis profesores, el que me enseñó la parte andalucista de mi pensamiento político (el cura Horacio me enseñó marxismo), el cura Enrique Iniesta, en los Escolapios y luego compañero en la comunidad cristiana de base del Cerro del Águila en la que convivimos durante tres años claves en mi vida y en la de España, desde 1973 a 1976. Mi padre, que me enseñó todo lo demás, pero sobre todo cristianismo, profesor también allí durante más de veinte años, murió también en estos días primeros de Agosto…de hace veinticuatro años . Recupero este post  in memoriam.


Los Escolapios marcaron mi infancia, mi educación y mi formación posterior,sí. El colegio, el edificio, estaba en el convento de Los Terceros, en la plaza Ponce de León, en Jáuregui… Una de las cosas que me dejaron huella fue que cuando llegué a los Escolapios, como era hijo de un profesor(don Juan), de la parte de pago, iba con mi babi azul de rayitas. Pero al otro lado del edificio, en otra parte del convento, estaban los gratuitos, que entraban por otra puerta y tenían otros patios y vestían con un babi del color de papel estraza… A veces, con mis amigos, me escapaba para verlos a escondidas… Aquello me impresionaba… ¿por qué nosotros, los de pago entrábamos por una puerta y ellos por otra?, ¿por qué teníamos unos profesores y ellos tenían otros completamente distintos, con mucha menos consideración académica incluso (no sé si justa o injusta)?. Aquella segregación, aquel apartheid me impresionó mucho… Había unas historias rocambolescas sobre quiénes eran esos niños y por qué estaban allí… Luego, comprobamos que eran niños con pocos recursos económicos y que se suponía que estaban haciendo con ellos una buena acción social, pero para mí, para los ojos de aquel niño, era muy chocante… Aquello se superó y en ello colaboró activamente mi padre: Juan Luis Sánchez Centeno. Él,”don Juan Centeno” para los alumnos, tuvo mucho peso en la renovación y en la transformación de Los Escolapios, tanto que le costó la salud.Y, luego,la vida.

Juan Luis Sánchez Centeno

Publicado por Alfredo Sánchez Monteseirín el domingo, agosto 06, 2006

Anuncios

1 comentario

  1. […] Leer fuente […]


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s