Heurìtica

Metropol Parasol, Sevilla

Metropol Parasol es el nombre del proyecto con que este arquitecto alemán ha ganado el concurso de ideas convocado por la Gerencia de Urbanismo de Sevilla para la rehabilitación de la Plaza de la Encarnación, una localización a la que se le adjudica un relevante papel estructural en la ordenación del centro histórico hispalense. El arquitecto propone generar un enorme centro urbano en la Plaza de la Encarnación, una superficie vacía, desestructurada, ilegible y disfuncional pero con el suficiente potencial para generar una intervención que la transforme en punto neurálgico de la ciudad.

En 2004 los jóvenes arquitectos de Jürgen Mayer H, uno de los estudios más punteros en Alemania, ganaron el primer premio del concurso para la redefinición de la Plaza de la Encarnación de Sevilla, reutilizando el potencial antes no utilizado para convertir el espacio en un centro urbano contemporáneo.

Las estrategias para la ordenación del centro histórico desarrolladas por la Gerencia de Urbanismo de Sevilla, que forman parte de un proyecto de gran envergadura para la generación de un nuevo modelo territorial urbano, afrontan este cometido abogando por una auténtica recuperación de este ámbito fundamentada no en una protección defensiva del patrimonio histórico sino apostando por el desarrollo de actuaciones que planteen la integración positiva y activa de sus estructuras de manera que se produzca una auténtica revitalización del casco histórico. En concordancia con estos conceptos, la propuesta de Mayer considera la protección y conservación del patrimonio a la vez que funcionaliza y define el entorno contemporáneamente. Tras el entusiasmo inicial, motivado por la aparición de nuevas herramientas de trabajo proporcionadas por la revolución digital –que produjo un aluvión de propuestas artificiosas– los arquitectos han comprendido que la tecnología es una herramienta y el material sobre el que trabajar es la información. Jürgen Mayer trabaja desde la intersección entre arquitectura, comunicación y nuevas tecnologías. En sus proyectos más recientes se plasma de manera más evidente su investigación con los medios digitales, generando propuestas formales en las que espacio interior y espacio exterior se acoplan mediante estructuras que crean geometrías y superficies inspiradas en lo orgánico.

Metropol Parasol es un paradigmático proyecto de la arquitectura de la era de la revolución tecnológica, no sólo por su explotación de lo digital como herramienta de diseño sino por el planteamiento de integración de las diferentes capas de información contenidas en el espacio a diseñar y su modo de establecer una comunicación visual y funcional entre ellas. Los componentes de la Plaza de la Encarnación constituyen un complejo de planos que ascienden desde su subsuelo, donde se hallan restos arqueológicos, hasta la superficie, donde actualmente se halla ubicado un mercado con larga tradición, y en donde se incorporarán nuevos espacios sobre una plaza elevada. Los parasoles son el elemento arquitectónico principal y surgen de una referencia local y natural: los grandes árboles de la Plaza de Cristo de Burgos, cercana a la Plaza de la Encarnación, que casi forman una estructura de techumbre y que proporcionan a ésta sombra, un clima agradable y expresión. El parasol es, pues, la estructura icónica que confiere a la nueva Plaza de la Encarnación su carácter contemporáneo con referencias directas, a la vez, a la iconografía natural y típica de la ciudad: las bóvedas de la catedral, las pérgolas emparradas en los jardines, las rejas de las ventanas andaluzas…

El Parasol cumple, dentro del proyecto, y más allá de constituir un hito visual, el rol esencial de unificar los diferentes niveles integrantes del espacio y el programa de uso de la plaza. Está concebido como una estructura ligera metálica de techumbre de treinta metros de altura con vegetación que puede ofrecer una amable sombra diurna y modelar la entrada de luz de la puesta de sol, generando un microclima agradable, apropiado para el disfrute relajado de la superficie de la plaza.
El proyecto, con sus grandes estructuras parecidas a setas, ofrece un espacio arqueológico, un mercado, una plaza elevada, múltiples bares y restaurantes debajo y en el interior de los parasoles, así como una terraza panorámica en el parasol más alto.

Estos parasoles están formados por chapas de madera y cubren una superficie de 150 x 70 metros. Una capa de poliuretano protege la madera permitiéndola respirar y, en caso de quemarse, impide que despida humo. Es una de las estructuras arquitectónicas de madera más grandes jamás construidas. La promoción está realizada en colaboración con los ingenieros de Arup.


Anuncios

1 comentario


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s