Textos del buscador “Arquitectura Internacional “

La Encarnación de Sevilla es  un espacio con gran variedad de relaciones entre  las diferentes superficies en la que los estratos ocupados por ruinas arqueológicas y las capas de los ámbitos de la vida cotidiana actual se superponen, conviven e interactúan. Como centro urbano y de conexión entre los sectores norte y sur del casco histórico sevillano, la nueva Plaza de la Encarnación se propone como una superficie polivalente: albergaría el museo arqueológico y el mercado y cobijaría las ruinas; sería un punto de enlace fundamental en la red de transporte público; tendría cabida para un centro deportivo / cultural y la plaza elevada satisfaría la demanda de un lugar cívico de reunión para el día y de un espacio que, por la noche, gracias a las instalaciones técnicas adecuadas, crearía un cielo artificial que haría la plaza disponible para actividades culturales. Un lugar abierto a ciudadanos y forasteros. La comprensión de dónde y para quién se proyecta hacen de Metropol Parasol una propuesta de coherencia con su tiempo y su espacio


La cubierta está concebida como una  marquesina que proporciona una preciada sombra durante el día, creando un microclima confortable y un lugar para la relajación. La organización de la planta baja permite que muchas zonas del mercado sean cerradas por la noche mientras sitúa los bares abiertos en el norte y sur del complejo. Las columnas de los parasoles se convierten en puntos destacados de acceso al museo situado debajo, marcándose también en la plaza de la cubierta, conectando los espacios entre lo histórico y lo contemporáneo. El acceso a uno de los paraguas regala a los visitantes una espectacular vista de la ciudad y sus monumentos. La propuesta arquitectónica dobla la superficie original creando un espacio adicional de 4,500 m2. Las fuentes situadas en áreas concretas de la superficie contribuirán a mantener el microclima y ofrecerá un lugar atractivo para sentarse.

Hace años, durante la excavación del aparcamiento subterráneo, fueron descubiertos restos arqueológicos. La ciudad de Sevilla decidió entonces convertir la zona en un museo y una plaza para atraer a los residentes y turistas. El museo arqueológico está emplazado por debajo del mercado, marcándose su presencia mediante una entrada dentro de la columna más gruesa del parasol.

( Textos del buscador “Arquitectura Internacional “)

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s