Pasado de la Plaza de la Encarnación de Sevilla

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La formación de esta plaza es resultado de distintas operaciones urbanísticas que se prolongan desde el siglo XVI hasta prácticamente nuestros días. La construcción de un convento de religiosas agustinas en el año 1591, denominado convento de la Encarnación, da nombre a la plaza.

En 1820 se construyó un mercado de abastos. El interior del mercado se organizaba en tres amplias calles, con galerías cubiertas, a ambos lados de las cuales se situaban los puestos ordenados según los artículos de venta: pan , frutas y hortalizas, carne fresca y chacina, pescado….y en su centro se situaba una fuente mármol rodeada de 4 árboles.

En 1948 con motivo del ensanche que pretendía crear un gran eje de penetración en el casco antiguo con objeto de facilitar la comunicación entre la antigua Puerta Osario y La Campana, se derriba una parte del mercado de forma que se puedan comunicar las actuales calles Laraña e Imagen, siendo en aquel momento cuando se acomete la organización del área que la plaza tal y como hoy la vemos, terminada definitivamente en 1950.2

En 1971 se denunció el estado ruinoso del mercado, por lo que en el año 1973 se procedió a su demolición con la intención de modernizarlo.

La Plaza de la Encarnación posee una planta de considerable dimensiones y de trazado sensiblemente rectangular, como resultado de las alienaciones a las que ha sido sometida.

La formación de este espacio libre en el núcleo del casco histórico de la ciudad es resultado de distintas operaciones urbanísticas que se prolongan desde el siglo XVI hasta prácticamente nuestros días.

A finales del siglo XVI el Ayuntamiento procedió a la adquisición y derribo de unas casas en uno de los extremos, entre la Plaza de Don Pedro Ponce y la actual Laraña, con a intención de que “todas las personas de a pie y a cavallo que pasaren por allí, por ser como es el paso de mayor concurso y pasaje que ay en la ciudad, lo puedan hacer de mucha comodidad, y los coches y literas que ordinariamente van de la gente principal de esta ciudad, pueda estar y rebolber sin estorvar el paso como se hace agora en la calle y puerta principal, que es ocasión de mucha incomodidad para los que van a la Iglesia…” (08-06-1587).

La construcción de un convento de religiosas agustinas en el año 1591 da nombre a este espacio tan heterogéneo. Es así como tras el derribo de la manzana del convento de la Encarnación (en 1810), quedaron integrados en esta Plaza distintos espacios hasta entonces diferenciados; Plaza de Regina, Calle del Correo, Calle del Aire y Plaza Don Pedro Ponce. En 1820 se construye un mercado que no solo ocupó los terrenos de la manzana derribada, sino que incluso se extendió a parte de las primitivas plazas de la Encarnación y Regina.

De esta manera el espacio libre entre el mercado y la entrada de Puente y Pellón quedó reducido a una calle ancha. El interior del mercado se organizaba en tres amplias calles, con galerías cubiertas, a ambos lados de las cuales se situaban los puestos ordenados según los artículos de venta: pan , frutas y hortalizas, carne fresca y chacina, pescado….y en su centro se situaba una fuente mármol (la que está en la actualidad en la Plaza) rodeada de 4 árboles.

En 1848, dentro del proyecto de creación de un gran eje de comunicación Osario-La Campana, se derribó el tercio meridional del mercado, y los terrenos resultantes se utilizaron para poner en comunicación directa Laraña e Imagen y se urbanizó la Plaza con la disposición y elementos que han llegado hasta hoy. La Plaza, se dispone con un basamento circular ordenado en torno a la histórica fuente de mármol instalada originariamente en la plazuela de la Encarnación en 1720, trasladada al interior del mercado cuando éste fue construido un siglo mas tarde, y de nuevo recuperada como elemento central de la Plaza que se construye entre 1848 y 1950.

En 1971 se denuncia el estado ruinoso del mercado, por lo que en el año 1973 se procedió a su demolición. Utilizada como aparcamiento de vehículos y cochera de la empresa TUSSAM, actualmente está siendo objeto de un estudio arqueológico y a la espera de aprobarse un proyecto para lo que será el nuevo centro de ocio y mercado.

Que duda cabe que el mercado de la Encarnación ha condicionado sobremanera el ambiente de su entorno, con vendedores ambulantes, hortelanos que acudían cada mañana a instalar sus productos para la venta, cigarreras, denuncias por engaño de calidad……Asimismo hasta la década de los 70´s se registraban peleas, motines de vendedores y enfrentamientos con los mismos carabineros. Actualmente la principal función de la Plaza de la Encarnación , es el ser uno de los principales nudos de enlace del servicio de transportes públicos de la ciudad.

( Texto: José Alfonso Muriel  en CONOCER SEVILLA/ francisco santiago: PortadaSitios con SoleraPlazas )

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s