Triana y el Betis

La recuperación de las márgenes del Guadalquivir ha sido siempre una aspiración de la ciudad. Con la Expo del 92 dimos un paso de gigante pero no podíamos quedarnos ahí. Tenemos un paseo fluvial que es envidiable y es nuestra obligación tratar de rentabilizarlo al máximo. Y más, desde Triana.

Y empleo precisamente esta palabra, rentabilizar, porque eso es exactamente lo que pretendemos. Desde todos los puntos de vista. En primer lugar, desde el punto de vista turístico. Nuestro objetivo, con el Plan Turístico de Sevilla en la mano, es dinamizar el sector, crear nuevos productos que alarguen la estancia de los visitantes a Sevilla. Con estas iniciativas los animamos a cruzar el puente.

Vamos a continuar en este sentido, ya lo saben. La segunda fase de la peatonalización de San Jacinto y la pasarela sobre el río en la calle Betis son dos ejemplos tangibles de este esfuerzo.

La restauración paisajística de la calle Betis, concretamente en el tramo comprendido entre el muelle existente y el espacio libre que hay al Sur del Kiosco de las Flores, también responde al mismo espíritu de regenerar una zona histórica de la ciudad. Una zona que es referente visual del barrio de Triana, representativo del río y que es el emblema de lo que mira Sevilla cuando se asoma al Guadalquivir.

Pues sí,  es todo eso pero… es una zona baldía, infrautilizada, que los sevillanos no han pisado jamás. Y es, además, una zona verde que puede servir de expansión para los vecinos de Triana, un barrio que necesita más espacios de uso público y esparcimiento.

Esto, al margen del potencial turístico que supone un nuevo recurso de estas características para la calle Betis. Por todos estos motivos vamos a construir una pasarela paisajística que, adaptándose a lo singular de la zona, recuperará casi tres mil metros cuadrados para el uso y disfrute en la margen derecha del Guadalquivir.

Como todos ustedes saben, además, esta intervención en el río Guadalquivir no es, ni mucho menos, una actuación aislada sino que obecede al convencimiento de que tenemos que recuperar el río con todas sus posibilidades.

El Ayuntamiento está convencido de que, con su gestión y su intervención en los espacios públicos, puede mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Aumentando las zonas peatonales y su calidad. En este caso, sin afectar al tráfico rodado y recuperando un espacio que estaba sin uso y, además, en un enclave privilegiado de la ciudad.

Y la prueba de los que les digo son las obras de recuperación del Jardín Americano, que ya disfrutan muchos sevillanos, el carril bici y el Paseo de Ribera que ya pronto van a unir este barrio de Triana y Los Remedios con el Parque del Alamillo. Y las intervenciones que estamos haciendo en el Muelle de Nueva York y, un poco más adelante, en el Paseo Juan Carlos I con la construcción de una biblioteca pública al lado del parque infantil.

El Castillo de San Jorge ha supuesto un hito importante también en la recuperación del patrimonio de la ciudad. No podemos permitir que popr mor de la invasión de los coches se pierda el patrimonio de Sevilla, que los tesoros de nuestra historia se vean inmolados ante el altar del tráfico y el aparcamiento invasivo.

La ampliación de la capilla de los Marineros, y del punto de información turística sobre Triana  y la mar  que se va a ubicar en la Casa Hermandad, es también una forma de entender el futuro de Triana. Es un nuevo centro de referencia para el barrio y también, un lugar al que visitar si se viene de fuera

Triana tiene mucho que ver, es un barrio con sabor que merece la pena recorrer y no sólo por su gastronomía. Pero es que, además, tiene atractivos turísticos específicos: el Castillo de San Jorge y ahora también, una zona peatonal en el corazón del barrio que se va a unir con otra, ajardinada, en la misma lámina de agua del Río Betis.

La rentabilidad también es social. Pretendemos que los sevillanos disfruten de su medio natural. El río es la principal calle de Sevilla y queremos que los sevillanos la “tomen” definitivamente.

Y también me refiero a la rentabilidad desde el punto de vista económico. Indudablemente. El Guadalquivir ha sido siempre fuente de riqueza para nuestro pueblo y, ahora, al amparo de los nuevos postulados de la economía sostenible, se nos abren nuevos horizontes que no podemos permitirnos el lujo de desaprovechar

Anuncios

2 comentarios

  1. […] Comentario de Alvaro 26/07/2010 en 8:16 pm […]


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s