Las banderas salen a la calle

Entrevista al catedrático José Álvarez Junco. Sostiene que la proliferación pública de banderas ‘rojigualdas’ es una prueba de que dicho símbolo está perdiendo “las connotaciones políticas asociadas a la extrema derecha”

Publicada en el periódico Público el 10/7/2010 – Carolina Martín

“…Une el fútbol lo que desune la clase política con su peleas?

En buena medida sí. Esas divisiones, sobre todo las relacionadas con competencias y las disputas autonómicas, interesan a las clases políticas que son los que sacan beneficio de que los recursos y las competencias correspondan al Estado central o a órganos descentralizados. Son ellos los más interesados en fomentar eso. Al ciudadano de a pie en el fondo le trae sin cuidado.

El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluis Carod- Rovira, se muestra inquieto por la inundación de banderas rojigualdas. ¿Tiene motivos para preocuparse?

Pues sí, tiene motivos para estar preocupado. El hecho de que la bandera española no pudiera salir al espacio público, o saliese escasamente, en las zonas controladas por los nacionalismos más radicales País Vasco y Catalunya les beneficiaba, pero era raro. El nacionalismo banal, como llama Michael Billing al nacionalismo que está presente en nuestra vida diaria pero que es muy importante políticamente, ha hecho que la bandera salga a la calle.

¿En el sentido de que aumenta el nacionalismo español?

En realidad, no es que se incremente el nacionalismo español. Está ahí presente. Incluso en zonas del País Vasco controladas por abertzales, donde no se podría salir a la calle con una bandera, la gente está en los bares viendo el partido de fútbol y están con la selección española de fútbol. No sale porque el espacio público está controlado.

¿Se puede ser independentista y seguidor de la selección?

Sí, pero hay que decorarlo y decir, lo acepto porque hay muchos catalanes, muchos del Barcelona.

¿Puede tener efectos político-electorales el éxito en el Mundial?

Si hubiese elecciones inmediatamente podría tener efectos políticos-electorales, pero como falta un año y medio y la memoria política es muy corta, creo que no. A largo plazo, puede quedar el avance en el proceso de normalización de los símbolos, que se vaya disociando la bandera y la identidad española del franquismo. Eso es importante, poder ver a alguien con una bandera y no pensar que es de extrema derecha. “

Accede al artículo completo

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s