Nueva ley de tráfico: nos refuerza en nuestras posiciones

Quiero  incidir en la reflexión en la que estamos inmersos para mejorar la seguridad de los peatones y de los conductores en la ciudad de Sevilla. Como es sabido, hemos tenido cuatro atropellos mortales en las calles de Sevilla en tan sólo dos meses, unos sucesos que han conmocionado a la ciudad y que han puesto de manifiesto que tenemos que continuar nuestras políticas de defensa de los peatones.

Los preceptos de la nueva Ley de Tráfico, recién entrada en vigor, que más afectan a las ciudades nos van a ayudar, sin duda, a mejorar la seguridad. La prohibición más dura de aparcar en  las zonas destinadas a los peatones, nos refuerza en nuestras posiciones. Y seguro que una mayor visibilidad para los ciclistas en nuestras calles con las prendas reflectantes, también contribuirán en positivo.

Pero el Ayuntamiento de Sevilla, siendo sensible a las necesidades de los sevillanos, lleva diez años trabajando en este sentido. Hace unas semanas firmamos nuestra adhesión a la Carta Internacional del Caminar. Un documento que tiene como objetivo promover líneas políticas estratégicas que faciliten el tránsito de los peatones en las ciudades.

También es público que he propuesto abrir un debate sobre la seguridad vial en la ciudad poniendo en marcha medidas para ajustar la velocidad e intensidad del tráfico con el fin de que Sevilla sea una ciudad más segura para peatones y ciclistas.

He planteado, para su debate, reducir la velocidad máxima permitida hasta los 30 km/h en las zonas más sensibles de la ciudad, como son todas las calles con un único carril de circulación, las zonas denominadas puntos negros y en el carril derecho de algunas vías de gran capacidad que sean especialmente transitadas por ciclistas y peatones.

El objetivo prioritario de esta iniciativa es reducir el número de accidentes en Sevilla, una ciudad que, si bien no tiene unos índices muy elevados de siniestralidad, sí se siente especialmente sensible con este problema y teniendo en cuenta el hecho de que el 65% de los accidentes se producen en los cascos urbanos. He planteado abrir este debate con todos los sectores de la ciudad para poner en marcha medidas destinadas al bien común y a una mejor convivencia en la ciudad.

Según los estudios técnicos elaborados al respecto, la moderación de la velocidad tiene un efecto muy directo en la seguridad vial de peatones y automovilistas, sin repercutir negativamente en la movilidad de los ciudadanos puesto que para los automovilistas, un trayecto medio de 15 minutos en una población (con semáforos, cruces sin prioridad, maniobras de estacionamientos de otros conductores, cruces de peatones…) el límite de 30km/h sólo supone un minuto más en la duración del trayecto.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s