Alianza de Civilizaciones y Ciudades

Hace ahora dos años, Madrid celebraba el primer Foro de Alianza de Civilizaciones dando un paso importante y decisivo en el reconocimiento del papel activo que los Gobiernos Locales debían  desempeñar en esta iniciativa de Naciones Unidas.

Gracias a la firma del Memorando de Entendimiento entre la Alianza de Civilizaciones y Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), se hizo realidad el reconocimiento del papel de las ciudades en la promoción del diálogo intercultural, y en la concepción de la diplomacia de las ciudades como un instrumento esencial para promover el diálogo entre culturas.

Ese mismo año, unos meses más tarde, se celebró en La Haya, la 1ª Conferencia Internacional sobre Diplomacia de Ciudades, que albergó entre sus debates, la Dimensión local de la Alianza de Civilizaciones. Y ello sobre todo en los ámbitos de actuación definidos por el Grupo de Alto Nivel para la Alianza de Civilizaciones: juventud, educación, migraciones y, en menor medida, medios de comunicación. También sobre nuestro papel en otras cuestiones más novedosas en la gestión municipal moderna y que hemos definido como ámbitos específicos de la Alianza: la gestión de la diversidad religiosa en la ciudad y del espacio público o la importancia creciente del concepto de “identidad ciudadana”.

El papel de las ciudades es clave, por tanto, en un contexto en el que las políticas públicas ya no son cuestión de un único nivel de gobierno, sino que requieren de la participación de las diferentes administraciones para la consecución de buenos resultados, en la filosofía de lo que se ha denominado gobernanza multinivel.

Estos planteamientos motivaron que durante el transcurso del Consejo Mundial de CGLU en Estambul, en noviembre 2008, el Presidente propusiera la constitución de un Grupo de Trabajo en el Comité de Diplomacia de CGLU con el fin de dar cumplimiento a los compromisos asumidos en el Memorando de Madrid.

Este grupo, impulsado por la Federación Española de Municipios y Provincias, persigue canalizar actuaciones de las ciudades sobre la Alianza de Civilizaciones, y también avanzar hacia una nueva gobernanza local que tenga en cuenta la diversidad.

Porque, desde mi punto de vista, la diversidad contribuye a incrementar el capital social y cultural de nuestras ciudades siempre que desde los Gobiernos locales exista voluntad, condiciones y recursos para crear espacios de conocimiento y convivencia, orientar la cohesión social hacia la garantía y el respeto al mestizaje. En definitiva para incorporar los nuevos fenómenos de diversidad e interculturalidad como factores clave en los procesos de innovación, creatividad y competitividad.

Anuncios

1 comentario

  1. […] Leer fuente […]


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s