Sevilla accesible

La nueva ordenanza municipal sobre accesibilidad universal es el resultado del esfuerzo que están realizando un grupo de personas e instituciones sevillanas a las que quiero felicitar por su implicación a lo largo del último año y por su compromiso con el futuro y el desarrollo de Sevilla como Ciudad de las Personas, de todas las personas. Estoy plenamente convencido de que esta ordenanza supone un nuevo paso adelante con el que Sevilla se convierte en una ciudad accesible y que ofrece igualdad de oportunidades para todos sus vecinos.

El empeño del Gobierno municipal en este asunto no estriba sólo en que es plenamente coherente con el modelo de ciudad, sino que lo refuerza y contribuye a su desarrollo. Porque la aplicación de esta Ordenanza  Municipal de Accesibilidad  Universal redundará en el beneficio de todos los ciudadanos  ya que está destinada a hacer más transitables y accesibles los espacios urbanos, algo especialmente importante teniendo en cuenta que estamos recuperando la Sevilla histórica para los peatones.

Los miembros de esta mesa han trabajado muy seriamente para la redacción de este borrador de ordenanza que tiene por objeto el establecimiento de las normas y los criterios básicos para la supresión de las barreras físicas en el diseño y la ejecución de las vías, los espacios libres y el mobiliario urbano así como los medios de transporte y sus instalaciones complementarias.

El objetivo es claro: facilitar que las personas afectadas por cualquier tipo de discapacidad, permanente o circunstancial, tengan acceso a los bienes y servicios de la sociedad en su conjunto, evitando o suprimiendo las barreras y obstáculos físicos, sensoriales o sociales que impidan o dificulten su normal desenvolvimientos en la ciudad de Sevilla.

Así, cuando esta ordenanza esté vigente, será de aplicación en todos los planes urbanísticos y proyectos de obra que se redacten y ejecuten en el término municipal de Sevilla, así como todo lo relativo a la adquisición de bienes y prestación de servicios.

Les detallo: en todos los espacios de concurrencia pública de los edificios de nueva planta, sean de titularidad pública o privada; en todo el mobiliario urbano; en las instalaciones y medios de transporte sean públicos o privados; en los medios de comunicación que sean competencia del Ayuntamiento, en sus sistemas de comunicación y lenguaje.También en los elementos de protección y señalización de obras en la vía pública, en los centros laborales, sean públicos o privados.

El texto de la ordenanza es muy prolijo y no deja nada al albur de la buena voluntad como ocurre ahora en muchos casos. Detalla cómo deben ser las pendientes longitudinales, cómo las transversales, el espacio máximo y mínimo de las zonas y los materiales antideslizantes… y todo un sinfín de detalles técnicos que, sin duda, serán de mucha utilidad para los constructores que tengan que ponerla en práctica.

Hay un concepto  sobre el que quiero incidir de manera especial. Me refiero a los interarios peatonales en los espacios libres de uso público. Itinerario peatonal es el ámbito o espacio de paso destinado al tránsito de peatones, o al tránsito mixto de peatones y vehículos, cuyo recorrido permite acceder a los espacios libres de uso público. Deberá tener una zona, denominada banda libre peatonal, en la que no existirán obstáculos, salientes ni mobiliario urbano, así como tampoco escaleras y contará con una anchura de dos metros. Junto a esta banda peatonal, habrá otra zona donde se ubicará el mobiliario urbano habitual, bancos, farolas, papeleras… que contará con una anchura máxima de un metro. También se tiene en cuenta a las personas ciegas y, por ello, dispondrá de un área de localización o situación (una zona de alerta podotáctil) con pavimentos de botones delante de las zonas a marcar, como las entradas a los edificios, cambios de dirección, pasos de peatones en las calzadas, etc…Esto es, sin duda, una importante conquista para las personas que tienen algún tipo de discapacidad. Una conquista que es de justicia, que no deberíamos enarbolar como bandera, pero que así es.

Desde el Gobierno municipal somos plenamente conscientes de que la aplicación de esta ordenanza no será inmediata. Necesitaremos un margen de tiempo suficiente para adaptar todos los servicios municipales y todos los edificios públicos, lo que supone, además, una importante inversión. En primer lugar, cada servicio municipal hará un inventario de sus carencias y de las necesidades para adaptarse a dicha norma y, posteriormente, se acometerán las obras necesarias para que todos los edificios públicos sean accesibles. Pero lo que sí aseguro es que, desde que entre en vigor, será de obligado cumplimiento para los edificios de nueva planta, que tendrán que ser accesibles a todos los sevillanos, sean cuales sean sus características físicas.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s