Íñigo

Íñigo , treinta y tres años , hijo de un antiguo colega en la reforma sanitaria,   Felipe Vallejo, cayó en las aguas del Mediterráneo almeriense a bordo de un helicóptero destinado a tareas de salvamento . Hoy le hemos acompañado en su último vuelo, en su ciudad natal, Sevilla.

Su madre, Nieves, profesora, comprometida, escribió esto hace unos años:  “Oigo los helicópteros encima de mi cabeza. Son moscardones muy cercanos que traen picotazos de muerte. Cuando están tan cerca es que buscan ahogados. Año nuevo. Muertes nuevas. O no tan nuevas.”

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s