Urbanismo en Sevilla: una apuesta por la innovación

Palmas Altas

HACE apenas diez años, en Sevilla, el término Palmas Altas no significaba prácticamente nada. De hecho, la mayoría de los sevillanos ignoraban dónde se encontraba este espacio que desde ayer está llamado a convertirse en un ejemplo de cómo desde una ciudad como Sevilla puede trabajarse para el resto del mundo sin tener que sacrificar ninguno de los atributos más necesarios en la economía contemporánea: innovación y sostenibilidad.

 

El Campus de Palmas Altas, nueva sede corporativa de Abengoa, la única multinacional de origen sevillano, se puso ayer de largo gracias a la visita de los Reyes, que avalaron con su presencia la línea de trabajo de esta corporación, referente en el oficio de combinar tecnología y ecología. Como si de un espejo se tratase, el nuevo edificio construido para acoger su cuartel general, responde justo a estos mismos principios. Diseñado por el arquitecto Richard Rogers, premio Pitzker de arquitectura, el inmueble señala nítidamente cuál es el camino en el arte de construir edificios: respeto al entorno, cierta contención e investigación y riesgo en materia de sostenibilidad ambiental. Este complejo verde será a partir de ahora referente del modelo de nueva economía que el Gobierno central pregona y que, en Sevilla, ya representaba Abengoa.

 

Palmas Altas, en buena medida, ha sido posible, además, gracias a que el Plan General de Sevilla recondujo la operación urbanística planteada en su día por la empresa en sus suelos en San Pablo, junto al centro comercial Los Arcos, de forma que las plusvalías económicas obtenidas gracias a su recalificación -inexistentes si no se hubiera planteado una operación urbanística con cierta carga de profundidad- redundasen en beneficio de toda la ciudad. Abengoa ganó así los fondos que necesitaba para poder reorganizar toda su corporación empresarial en un único punto geográfico y la ciudad consiguió fidelizar en su término municipal a su mayor empresa y, al mismo tiempo, convertirse en referente urbano en el campo de la nueva economía. Un ejemplo de cómo la concertación urbanística es lo que permite construir una nueva Sevilla

Diario de Sevilla 24/09/2009. EDITORIAL.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s