En el adiós

 

DdS

(…)

Nacido el 5 de enero de 1935, Luis Rey Romero no surgió por generación espontánea. Puede decirse que fue un eslabón más de una larga saga familiar de pedagogos sevillanos que desde 1886 dirige un colegio que puede considerarse, hoy por hoy, como uno de los mejores del panorama educativo hispalense. Aunque de formación científica -se licenció en Químicas con Premio Extraordinario y fue Doctor Cum Laude-, los que le conocieron destacan su visión integral de la educación de los jóvenes, en la que se conjugaba la excelencia académica con los valores humanos.

Luis Rey Romero llegó al San Francisco de Paula como profesor en 1957, siendo jefe de Estudios entre 1973 y 1977, año en el que se haría cargo de la dirección del colegio hasta 1997. Pese a las turbulencias socio-políticas de la Transición, Luis Rey Romero supo conservar las señas de identidad del colegio: trabajo y estudio como base de la formación académica y respeto a las ideas políticas de los demás como principio vital. El San Francisco de Paula siempre ha reivindicado su condición liberal e ilustrada.

Entre los logros del fallecido están, según manifestó ayer el propio colegio en una nota de prensa, “la restauración del carácter mixto del centro, que ya existía durante la Segunda República y fue eliminado durante el franquismo”. Asimismo, fue decisión suya eliminar el internado y el no acogerse al proceso de concertación ofrecido por la Administración para así, según el propio colegio, “preservar la independencia y hacer posible la convergencia hacia los parámetros de calidad europeos”.

(…)

Esta vez la ciudad supo corresponder y Luis Rey Romero no engrosa la larga lista de sevillanos brillantes cuya labor apenas ha sido reconocida por sus conciudadanos. De hecho, el 12 de junio de 2006, el Ayuntamiento decidió dedicar una calle a este maestro. “Un acto de justicia para uno de nuestros mejores ciudadanos, que ha contribuido con su labor docente a formar a muchas generaciones de sevillanos, transmitiéndoles el gusto por el conocimiento y la necesidad de ser personas libres, justas y responsables”, según dijo en su discurso de inauguración el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín.

Luis Rey: adiós a un pedagogo ejemplar/L.S.M./DdS

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s