Avestruces en Sevilla

Foto de Avestruces

Uno de los vicios más comunes de Sevilla es el de protestar por todo lo que hace el Ayuntamiento. Da igual lo que haga, la praxis colectiva es la protesta. ¡Primero quéjate y luego pregunta!. Esa sería una buena inscripción para blasonar el escudo de armas de la ciudad. A la vuelta del verano, al descubrir las calles enrejadas, las aceras levantadas y el polvicero suspendido en el aire, las protestas han arreciado. Sin duda, los planes especiales de empleo del Gobierno y de la Junta de Andalucía han provocado más aperturas de zanjas y calicatas de lo normal. Sin embargo y al margen de ese zafarrancho coyuntural, pocas veces ha sido tan coherente el Ayuntamiento de Sevilla como lo está siendo ahora.

 

Es difícil vivir en esta ciudad y no haberse enterado de que hay una apuesta institucional y política por la peatonalización de las calles, de forma especial en el centro histórico. Recuerdo haberle oído con toda claridad al alcalde que el proceso de peatonalización sería progresivo e imparable. Es más, cuesta trabajo creer que por parte de muchos se siga ignorando o se desconozca qué principios recoge el PGOU a estos efectos. Un plan que fue elaborado con una importante participación ciudadana. Aunque parezca enfatizar lo obvio, la peatonalización de la Avenida de la Constitución no fue más que el arranque de un ambicioso plan de recuperación de las zonas más degradadas del centro, que penosamente coincidían con algunos de los entornos patrimoniales más relevantes. No es exagerado afirmar que a partir de entonces se trata de un nuevo centro, de un espacio humanizado, cualificado, que ha esponjado a favor del peatón y en contra del tráfico rodado. No es ni más ni menos que una apuesta que hace reconocible a las ciudades realmente modernas. Y ha sido una apuesta valiente, incluso osada. Ninguna corporación se había planteado siquiera transitar por ese camino. Hasta ahora los sucesivos equipos de gobierno han dado por bueno el caos preexistente, sabedores de que la inercia histórica-histérica de la ciudad les beneficiaba, ya que nadie iba a reclamar peatonalización alguna. Una peatonalización que lo mejor que tiene es que es irreversible. Por supuesto que habrá a quien no le guste nada de lo que se ha hecho. Incluso algunos preferirán manifestarse adictos al dióxido de carbono antes que reconocer un acierto al actual equipo de gobierno. Y estarán en su derecho, pero tales comportamientos, más frecuentes de lo que cupiera pensar, ni empañan la realidad ni nublan el hallazgo que supone el espacio liberado de coches y ganado en buena lid por y para la ciudad. (…)

alfredo

Artículo completo  :  Avestruces en Sevilla/Antonio Hernández-Rodicio/

 EL CORREO DE ANDALUCIA (13/9/2009)

Anuncios

1 comentario

  1. […] en lo que se refiere a la decisión para nombrar candidato del PSOE a la alcaldía de la capital. Alfredo Sánchez Monteseirín suscita tres unanimidades: su gestión es notable, osada respecto a la capacidad de romper las […]


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s