LGTB

arcoiris

Fue el 28 de junio de 1969. Ocurría en el bohemio barrio de Greenwich Village, Nueva York. En el Stonewall Inn comenzó todo. La excusa era una redada para controlar el consumo de bebidas alcohólicas, pero la agresividad con la que aquellos policías irrumpieron evidenciaba un ánimo represor que nada tenía que ver con la causa esgrimida.

Días antes de la redada, la actriz Judy Garland moría a los 47 años en Londres tras ingerir una alta dosis de barbitúricos. La niña de El mago de Oz había sido uno de los primeros iconos gays y su muerte fue llorada a uno y otro lado del Atlántico. Los funerales por su repentina muerte estaban, pues, recientes aquella noche del 28 de junio, y los ánimos y los sentimientos, encendidos.

Cuando los agentes entraron en el local -la leyenda dice que justo en el momento que sonaba el clásico Over the Rainbow (bajo el Arcoiris) en la voz de Garland, de ahí la simbología y la bandera- los clientes en vez de someterse se enfrentaron a los agentes, quienes cuando se vieron acorralados, pidieron refuerzos. Tres días después, la batalla campal finalizaba con un muerto, varios heridos y también algún detenido.

Desde entonces, todos los años la comunidad gay conmemora la fecha como un hito en la historia de la lucha por el reconocimiento de su opción sexual.

Nueve años después, el diseñador Gilbert Baker creaba la bandera del arco iris para el “San Francisco Gay and Lesbian Freedom Parade” (el Desfile por la Libertad de los gays y lesbianas, celebrado en San Francisco). El diseño, que representa la diversidad de la comunidad homosexual, fue inspirado por la bandera racial, de cinco colores. La versión definitiva de seis colores se hizo rápidamente conocida en todo el mundo como símbolo de la comunidad y sigue vigente hasta el día de hoy, teniendo cada uno de sus colores un significado individual: el rojo representa la vida, el naranja la salud, el amarillo el sol, el verde la naturaleza, el azul el arte y el lila, el espíritu.

La vida, la salud, el sol, la naturaleza, el arte y el espíritu, ondean desde hoy y hasta el próximo día 28 en nuestra ciudad, en esa Glorieta donde han ondeado banderas de instituciones importantes y en conmemoración de fechas también significativas. Pero no podemos quedarnos con el simbolismo, aun hoy  queda mucho camino por recorrer de aquel que iniciaron un grupo de gays, lesbianas y transexuales en el año 69, hasta conseguir la plena igualdad de derechos del colectivo LGTB en el mundo.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s