Conservar para vivir o vivir para conservar

 

jennyfragoso

Una  cosa que tenemos clara es que lo que mejor se conserva es lo que se usa. Por eso, el patrimonio restaurado debe volver a ser puesto en uso, con su uso fundamental y fundacional, por supuesto. Y también con otros usos compatibles y respetuosos, que realcen el propio monumento y además contribuyan a enriquecer a la comunidad.

 

Si Sevilla es una ciudad universalmente conocida y reconocida por su belleza y su riqueza monumental, cabe insistir en que buena parte de esa belleza y de esa riqueza fue creada por artistas, arquitectos, escultores, pintores al servicio de la Iglesia Hispalense. La defensa y conservación, por tanto, de todo ello no es responsabilidad exclusiva de la Iglesia, que además difícilmente puede atender esta costosa obligación, sino que es una responsabilidad compartida con toda la sociedad, representada en sus instituciones.

En Sevilla tenemos excelentes ejemplos de esta preocupación común atendida por todos, de los cuales la restauración de la Iglesia del Salvador es uno de los más señalados. Y el gobierno de la ciudad atiende por su parte otras rehabilitaciones y restauraciones. Pero no es sólo esta acción restauradora directa la que nos debe movilizar a todos. Además, normalmente cuando se acometen estas obras es porque la situación ha llegado a un alto grado de degradación. Creo que, por encima de estas actuaciones, o más allá de estas actuaciones, nuestras ciudades, y desde luego una ciudad como Sevilla, de verdad garantizarían la preservación de su patrimonio transformando real y profundamente la propia manera que tenemos ahora de usar y de vivir la ciudad, y sobre todo sus centros históricos y monumentales.

En Sevilla, y cualquiera que en este momento pasee por el centro de la ciudad lo ve inmediatamente, a asumido con decisión este cambio de modelo. El gobierno de la ciudad que presido planteó a los ciudadanos un nuevo modelo de acceso y de vivencia de nuestro centro histórico, un nuevo modelo en el que predominara el peatón, la conservación de nuestro entorno, la sostenibilidad de los transportes.

Por eso ahora podemos decir que en Sevilla se está realizando en estos momentos una de las mayores operaciones de salvación del patrimonio histórico de toda España. Ello nos ha permitido salvar a nuestra cinco veces centenaria catedral de la agresión y degradación cotidiana que sufría por el tránsito de miles de vehículos y cientos de autobuses diariamente justo a su lado.

No podemos amar nuestro patrimonio, no podemos sentirnos orgullosos de él, de la nuestra historia, de nuestra herencia y al tiempo no estar dispuesto a renunciar al pequeño egoísmo cotidiano de querer circular en coche llegar justo al centro de la ciudad. Afortunadamente, la mayoría de los que amamos a nuestra ciudad, que en Sevilla somos casi todos, y además apasionadamente, entendemos este cambio tan importante de nuestros hábitos urbanos, y lo apoyamos.

Anuncios

2 comentarios

  1. De acuerdo en mucho con usted, a las personas con limitaciones de movilidad, nos cuesta un mundo llegar al centro. Se me ocurre que podrían aumentare los vados a personas minusválidas en Plaza Nueva (solo hay una plaza). Pero si es cierto que el centro es más hermoso y más disfrutable.
    Saludos.

    • Distinguido/a señor/a:

      Como Alcalde de Sevilla, quiero agradecerle su interés por mejorar las cosas de Sevilla, utilizando todas las herramientas que ponemos a su alcance para hacerme llegar sus inquietudes y sugerencias.

      Mi Blog admite y agradece todo tipo de comentarios que son tenidos muy en cuenta a la hora de tomar las decisiones diarias; sin embargo, para mayor agilidad y eficacia si se tratan de trámites administrativos e institucionales relacionados con el Ayuntamiento, necesitamos que se dirija, para poder responderle legalmente, a la dirección alcaldesevilla@sevilla.org, donde su asunto será debidamente atendido/a no ya como comentario, sino como reclamación, queja, información o sugerencia para mejorar nuestra ciudad.

      Reiterándole mi sincero agradecimiento, aprovecho la ocasión para enviarle un afectuoso saludo.

      Alfredo Sánchez Monteseirín


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s