Volaverunt: América Latina desde Sevilla

VOLAVERUNT final (1)

JUNTA SUPREMA CENTRAL. Sevilla, 22 de enero 1809.
“Considerando que los vastos y preciosos dominios que España posee en las Indias no son propiamente colonias o factorías como los de otras naciones, sino una parte
esencial e integrante de la monarquía española… se ha servido S.M. declarar… que los reinos, provincias e islas que forman los referidos dominios deben tener
representación nacional inmediata a su real persona y constituir parte de la Junta Central… por medio de sus correspondientes diputados. Para que tenga efecto esta
real resolución han de nombrar los Virreynatos de Nueva España, Perú, Nuevo Reyno de Granada y Buenos Aires y las Capitanías Generales independientes de la
isla de Cuba, Puerto Rico, Guatemala, Chile, Provincia de Venezuela y Filipinas un individuo cada cual que represente su respectivo distrito”.

Sevilla, una vez más ” la primera ciudad americana”, desde la cercanía, histórica pero también sentimental, que esta tierra ha mantenido y mantiene con América Latina. Cercanía y amistad que es antigua y profunda, desde las primeras tierras conocidas por los descubridores, y que abrían la puerta a un nuevo mundo para el que iba desde el puerto de Sevilla.

Esa vinculación se ha mantenido en el tiempo, incluso durante el siglo XX, cuando numerosos españoles encontraron allí refugio huyendo de la opresión y la dictadura que cercenaron la democracia y las libertades en España. Es un motivo de agradecimiento que debe de perdurar en el tiempo.

Y ahora, en el contexto de la crisis global actual, cuando se busca un nuevo paradigma, un nuevo modelo de sistema productivo, un nuevo modelo de relaciones económicas mundiales, es más importante que nunca que abordemos una hispanidad de intercambios técnicos y científicos, una hispanidad de la información y la cultura, una hispanidad de la solidaridad y la cooperación para el desarrollo, una hispanidad de la justicia, y una hispanidad también de los negocios e intercambios económicos.

Sevilla tiene buenas oportunidades para desempeñar su papel en ese escenario, y se ofrece gustosa para ello. Posee mi ciudad ventajas evidentes que deberían ser aprovechadas: unas procedentes de su conocido protagonismo en la historia y en la cultura de América. Otros, más recientes, de su papel como capital de Andalucía, centro donde se aglutina un buen número de empresas, de técnicos, de profesionales y de instituciones que deberían buscar sus opciones internacionales al otro lado del Atlántico.

Por eso ofrezco a Sevilla para que sea “usada” por la comunidad iberoamericana, como lo fue en el pasado, como una de sus puertas de entrada a este lado del mar con el deseo de que se transmita al pueblo latinoamericano que al otro lado del atlántico esta ciudad sigue siendo una amigable puerta de entrada, siempre abierta, al intercambio entre dos mundos que son, hoy más que nunca, uno sólo.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s