Amores se van marchando

 

Iba para ola y se moría. Iba para aire y se estaba muriendo. Iba para MARI TRINI y estuvo a punto de morirse.
– El cura se acercó a mi cama para darme la extremaunción. Cuando sus manos tocaron mis pies, me agarré a la vida con tanta fuerza, que aquí estoy. Tenía entonces once años y una infancia desesperada como un mal sueño.

Ha decidido ser feliz. Lo querría escribir en las paredes si la dejaran, en los álbumes de fotos si los tuviese, en las flores marchitas si las coleccionase. Como esos colegiales que escriben cien veces en el cuaderno algo que no acaban del todo de aprender. O que quizá, un día, podrían sentirse tentados de olvidar.

(Los mejores años de la vida/Entrevista de Adolfo Marsillach a Mari Trini)

 

Manuel Chaves y Sevilla

manuel_chaves.jpg

\”Si hablamos de Sevilla, seguro que hay muchas visiones de esta hermosa ciudad. La que recordamos cada uno según nuestra propia experiencia vital, la que cada uno vive desde su barrio o su trabajo; la Sevilla que un día compartimos con los amigos o familia-res que ya no están entre nosotros; la Sevilla que anhelamos, que naturalmente es una Sevilla plural y distinta para cada cual, como también lo es nuestra sociedad y en ello reside nuestra riqueza y nuestra capacidad de innovación. La Sevilla que conocerán las generaciones venideras será la Sevilla histórica y será la Sevilla moderna, la del metro que –ahora sí— ya está aquí y la que ha ganado para los ciudadanos espacios de encuentro y convivencia. Muchas Sevillas, sí, todas reales y todas vividas por cada uno de los sevillanos y sevillanas. Pero una Sevilla muy importante es la Sevilla que a lo largo de este último siglo nos han contado los periodistas sevillanos y la que nos contarán en la próxima centuria y que es, en buena medida, la Sevilla que pasará a la historia y que hoy podemos rescatar de entre las páginas amarillas de las hemerotecas o de los fondos de los medios audiovisuales y que el día de mañana encontraremos con los muy avanzados medios y tecnologías que ya se desarrollan a velocidad de vértigo. \”

Manuel Chaves González

25 DE MARZO DE 2009

tranvia-cofradias

 

Tradicion y modernidad

tranvia-cofradias1