Sevilla, universo urbano

foto de javier cuesta

foto de javier cuesta

Este Universo Urbano, que surge de la creatividad de Ripollés, se fusionará de manéra íntima, sin duda, con el universo urbano de una ciudad, Sevilla, que está recuperando, metro a metro, más espacio para las personas, más territorio para la convivencia ciudadana. Esta extraordinaria muestra, como otras que ya hemos tenido, es un síntoma más de cómo la ciudad se está recuperando a sí misma, se está dando una nueva vida, salvando sus espacios más queridos del uso irracional e insostenible del tráfico rodado. Entre todos estamos creando más Sevilla y, en coherencia con este planteamiento, la peatonalización no está pensada para producir amplios espacios inertes. No reconquistamos suelo para que éste sea baldío, sino justo lo contrario: territorio libre de coches y de polución para el desarrollo de la vida ciudadana, ya en las ocupaciones del tiempo ordinario (transitar, comprar, pasear, hacer deporte,…) ya en la utilización del espacio público como expositor y generador de cultura.

Hace más de dos años del inicio de este gran proyecto colectivo para recuperar materialmente la ciudad, nuestro espacio humano en la ciudad. Esta hermosa historia de amor recuperado que empezó precisamente en el entorno de la Catedral, siguió por la Plaza Nueva, nuestra Plaza Nueva de siempre. Después la Avenida, la Puerta de Jerez, la Calle San Fernando, La Alfalfa, el Salvador, San Gregorio, la Contratación, la Alameda de Hércules… Todo ellos son ahora lugares de encuentro, de paseo, de reunión.

Los niños y los artistas son los primeros colonizadores de estos nuevos territorios. Los niños de manera espontánea, porque para ellos es vital tener espacios seguros para jugar, que es su principal manera de crecer.Y los artistas, quizás por razones parecidas, lo cierto es que la cultura, la cultura en la calle dicha en el mejor sentido de la expresión, coloniza de manera inmediata los espacios peatonales. No se si todos o algunos de los escultores que hemos tenido la suerte de ver en Sevilla se sentiría a gusto o no viéndose calificados como “artistas callejeros”. Pero lo cierto es que, sacando su obra a la calle, haciéndole formar parte de la escena urbana, en cierto modo lo son.Así hemos tenido la suerte de tener exposiciones como la de Igor Mitoraj, que abrió la Plaza Nueva, Manolo Valdés, en la nueva Alameda de Hércules, luego Baltasar Lobo sobre la piel sensible de La Alfalfa, Dalí, Rodin, … Así se han ido sucediendo exposiciones en la Avenida, en El Salvador, en fin, Sevilla convertida en un museo vivo.

Juan Ripollés nos trae ahora a sus hijos y tranquilamente “los suelta” en esta plaza del Triunfo, sabedor de que no los va a pillar un coche, y de que pocos sitios mejores hay en esta ciudad para que estén tranquilamente que esta plaza del Triunfo. Que se llama así por el Triunfo, más o menos indemne, sobre el terremoto de Lisboa, pero que hoy también es símbolo del triunfo de un modelo de ciudad sostenible, humanista, avanzado, sobre otro modelo insostenible, o más bien,  sólo sostenido y no enmendado por los predicadores de la indiferencia y el inmovilismo.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s