Otras calles de Sevilla en otras esquinas del mundo

El nomenclátor es el lugar en el que la ciudad gusta de situar los nombres de cosas y personas que le importan de verdad, en un afán de mantener viva la memoria de hechos, personas, organizaciones. Pero, en Sevilla. una calle que hemos rotulado como “calle Fundación Vicente Ferrer” nos acerca a otras calles en otras esquinas del mundo. Calles quizás sin nombre, de un mundo en el que la crisis es la forma habitual de vida.

Y sin embargo, y es algo que Vicente Ferrer, su organización, los miles de voluntarios que colaboran en ésta y en otras muchas,nos demuestran es que esta situación no puede ni debe de ser tomada como inevitable. La pobreza en el mundo no es un accidente natural.
Son necesarios cambios globales, quien lo duda. Y también a pequeña escala. La escuela, el pozo, el dispensario, la vacuna, la vivienda, el préstamo sin interés, la ayuda a las mujeres,…

Esa es una manera también de cambiar el mundo desde abajo, tan necesaria como los grandes cambios estructurales, y en las que los ciudadanos tenemos muchas más oportunidades de influir.

Cierto es que aquí también tenemos nuestros “sures” y nuestros “intocables”. Pero la escala es distinta. A través de la cooperación que ejercemos las administraciones, a todos los niveles, y también a través de organizaciones como ésta podemos ayudar a que miles o millones de seres humanos tengan una vida más digna. No estamos hablando de caridad, sino de justicia.
Doy por tanto, la enhorabuena en nombre de Sevilla a todos los que trabajan en esta Fundación. También quiero darles la enhorabuena por la gran cruz de la Orden del Mérito Civil del Gobierno español concedida recientemente a Don Vicente Ferrer. En este día de su santo, creo que éste es un buen regalo de Sevilla.

Creo que los ciudadanos y ciudadanas que pasen por esa calle, que vean este nuevo nombre incorporado a nuestro callejero, tendrán un buen motivo para evocar la realidad y a las esperanzas de gentes muy distintas y muy iguales a todos nosotros. Gentes que claman igualdad y justicia.
Y a otras gentes que se compromenten con ellas. Sigamos su ejemplo, el ejemplo de Vicente Ferrer y los suyos.

 vicente-ferrer AQUÍ

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s