Hoy como ayer

Parece escrito para hoy, pero lo publiqué hace cuatro o cinco años  

 Y hoy , vivido lo vivido…

medico humanista capri

… pienso como ayer :

Lustros oyendo a Iñaki Gabilondo sus críticas de fondo sobre este asunto… Decenas de experiencias amargas personales o de grupo… Miles de conversaciones con amigos ajenos a este «mundillo» … Centenares de confidencias entre compañeros… Obstáculos, crisis, quiebras… Y nada de eso me ha hecho cambiar una convicción que me acompaña desde hace casi 30 años, las dos terceras partes de mi vida: el partido, mi partido, con sus luces y sus sombras, es un instrumento un buen instrumento, para la transformación social que contribuye sobremanera a la mejora de la ética colectiva e individual y a la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos.

Un gran instrumento, un instrumento imprescindible, sin duda, pero no un fin en sí mismo. Es un instrumento al servicio de la sociedad, al servicio de las personas. Es una institución humana en donde encontrar un marco de trabajo común para defender los profundos valores del socialismo democrático, adaptándolos a la sociedad en que vivimos hoy. Estos valores hemos de defenderlos y propagarlos desde la cercanía con los ciudadanos, buscando su complicidad con nuestros proyectos y su participación en nuestras decisiones y en el desarrollo de nuestro trabajo.

La labor del partido debe servir para orientar, reforzar y acompañar la labor institucional, aportándole coherencia, coordinación e integración de las políticas desarrolladas en los distintos ámbitos. Y facilitándole el contacto permanente con la ciudadanía.

El partido como promotor, receptor y emisor de los mensajes de las instituciones a la ciudadanía y de la ciudadanía a sus instituciones. El partido como intérprete del interés general y transmisor a los gobernantes de los términos en los que la propia sociedad lo percibe y lo rechaza.

El partido como garante y respaldo de la tarea de los poderes públicos en la aplicación concreta y cotidiana de los valores de convivencia, de igualdad, de solidaridad. El partido como herramienta para hacer valer la acción política de las instituciones frente a las amenazas a la cohesión social…/…

 El PSOE está en buenas condiciones para poner a punto sus estructuras y seguir cumpliendo el papel dinamizador que ha jugado en la sociedad española a lo largo de sus 125 años de vida. ¿Qué irrefrenables impulsos pueden justificar que, desde dentro, nosotros mismos, reduzcamos la eficacia o la eficiencia de tan valioso instrumento de avance social?…/…

Lo que ha hecho crecer y prosperar al Partido Socialista ha sido su naturaleza moral, el extraordinario valor de los principios, convicciones y proyectos que han guiado siempre su acción política, valor superior de nuestros principios que prevalece incluso por encima de los nombres de quienes han trabajado en su historia y trabajamos hoy para llevarlos a cabo.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s