La "añorada" alameda de antes

 

fot glez-alba

fot glez-alba

“… A los niños del Hospicio siempre se les iban cayendo los mocos. Claro, como no tenían madre, ni tías que le dedicaran por la radio Angelitos Negros al cumplir los siete añitos, no tenían quien les riñera por dejarse correr las velas labios abajo, qué asco, niña, hasta la boca… Los niños del Hospicio, aunque estaban en la calle San Luis, eran como del barrio. No había fiesta religiosa que no viéramos a los niños del Hospicio, con sus velas, con sus babis de rayas, con sus alpargatas sin calcetines, lo que más pena me daba de los niños del Hospicio es que nunca llevaban calcetines. Estaban pelados al cero, pero el barbero les había dejado un flequillo aquí delante, como el que gastaban los curas y se dejaban, imitándolos, los sacristanes …/…Y por la calle venían ya, en dos largas filas, tras la cruz arzobispal. Sus blancas alpargatas, sobre el piso de romero. Sus babis, sus cabezas rapadas al cero. …/…Pero nunca se nos olvidaba la tristeza de los ojos de los niños del Hospicio:

— Míralos, los pobrecitos no tienen padre…

Andando los años, los niños del Hospicio, otros niños del Hospicio, con la misma altura, las mismas velas de mocos, las mismas alpargatas, los mismos babis, seguían abriendo la procesión del Corpus. Era entonces cuando empezábamos a comprender de otra forma la tristeza de la mirada de desamor de aquellos hijos del amor. Como ya estábamos picardeados, el amigote que aquel Corpus venía a ver la procesión al balcón nos decía siempre entre risas y cuchicheos:

— Mira, los hijos de las putas de la Alameda…  “

( Párrafos de un añejo artículo de Antonio Burgos )

Anuncios

1 comentario

  1. La Alameda es un cambio radical en la cara de la ciudad. Es esta ya otra ciudad, díficil de aceptar para quienes quieren controlar y decidir que se puede o no decir en ests ciudad. Son tan antiguos como los tiempos que se nos van, ellos no se han percatado, en fin, serán voces que con la lentitud de una tarde verano se irá extingiendo.
    eso sí algunas consideraciones:
    1.- Ser moderno y cultureta no es beber, dejar sucio el suelo de cristales. Ser moderno va más allá de los botellines.
    2.- Más espacios para los niños, juguetes, parques, hay cientos y no exagero de padres en trs juguetes en la gavidia, dadle más espcio.
    3.- calle correduría…..los contenedores de papel y vidrio ocupan la acera como al cominezo de trajano y los peatones a la calzada, bajadlos hombre……
    felices fiestas.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s