Ni profeta , ni ciego

alameda

“Sr. Alcalde:

Me tomo la libertad de hacerle la siguiente sugerencia para rentabilizar la visita de los asesores del presidente de EEUU Obama. Llévenlos de visita a la Alameda de Hércules, y antes de tomarse unas tapitas, o mejor, no, y para matar dos pájaros de un tiro, sentados en cualquiera de los bares que tienen sus veladores y mesas pegados junto al peligrosísimo – la apreciación es mía como Técnico superior en riesgos laborales – carril del autobús, hagan una valoración sobre la posibilidad o no de que si uno de estos vehículos chocara con alguno de los cipos que señalan el trazado el accidente podría ser gravísimo (toquemos madera, que ni yo soy profeta ni ciego, y sólo un dramaturgo en paro que ha cometido el error de votarle al PP y víctima de ser tachado de “facha” por ello ¡Sí! ¡Por dios! ¡Me han llamado facha por ejercer mi derecho al voto!). En fin, pregúntenles su opinión al respecto a los asesores de Obama, y si dado el caso de que sucediera un accidente de tal calibre (tanto para los viajeros como para los clientes de los barecitos) de que forma podría ir luego usted de puerta en puerta recogiendo votos con semejante responsabilidad encima. ¡Vamos, ni usted ni ninguno de los genios que trabajan en Urbanismo, porque, y discúlpeme el taco… hay que tenerlos cuadrados!
No niego que la Alameda de Hércules ha ganado cierta belleza modernísima a la que esta ciudad, tarde o temprano, no tendrá más remedio que acostumbrarse… que ya se sabe que lo nuevo siempre cuesta que entre en los entrecejos, pero ¡por favor! ¡alcalde! El peligro de un accidente es REAL. Cualquiera puede acercarse a verlo.
En fin, Sr.Alcalde, que si usted hace caso a estas y a otras sugerencias como esta y va solucionando problemillas, es posible que le vote en las próximas elecciones se presente usted por el partido que se presente, que las siglas son lo de menos.
Una curiosidad… les ha dicho usted a los asesores de Obama que en la cabalgata de los reyes magos hizo usted de Baltasar – ¿o no fue usted? -. Bueno… en cualquier caso, ganar o perder unas elecciones, afortunadamente, no depende del color de la piel… ni en los EEUU ni en España. Un saludo cordial, y ríase, que mi comentario no pretende impertinarle.
Juan Francisco .”

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s