Encarnación de Sevilla

La Encarnación podemos decir que es un monumento a la memoria. Recoge en su interior no sólo buena parte de nuestra historia milenaria, sino también la historia más reciente de los últimos decenios de Sevilla y de las distintas maneras de entender nuestra ciudad.Su derribo fue reflejo de una época, los numerosos años de inacción también reflejan otra, en que la ciudad era incapaz de abordar tantas cuestiones pendientes, como su casco histórico, por ejemplo.

Del mismo modo, en fecha más reciente, lo que antes conocíamos como solar de la Encarnación también simboliza el tránsito entre dos maneras totalmente diferentes de concebir el urbanismo en Sevilla: la primera propuesta de intervención en el solar, que era un centro comercial y un aparcamiento subterráneo, representaba un modo de hacer las cosas en materia de urbanismo. A ese urbanismo la ciudad le dio la espalda hace ya años para inaugurar un tiempo nuevo.
Nosotros establecimos un nuevo urbanismo, humanista, enamorado de la historia y del patrimonio, amigo de la actividad comercial y de un centro vivo, y a la vez comprometido con el arte y la arquitectura de hoy. Todo ello con un punto de osadía, racional y justificada, pero osadía, sin la cual la ciudad no avanzaría.

Este proyecto Metropol-Parasol, que en caso de estar construyéndose en Madrid o en Barcelona estaríamos ya cansados de oír cantar sus maravillas en todos los medios posibles, este proyecto digo es un símbolo creciente (literalmente creciente porque se eleva día a día sobre nosotros), de la Sevilla del siglo XXI, que se eleva casi cronológocamente, desde las raíces profundas de su historia, simbolizada por los importantes restos arqueológicos. Este es sólo un ejemplo de la puesta en valor de este espacio, como también podría mencionar lo que supondrá como “puerta de entrada” para la nuevas rutas turísticas del sector norte de la ciudad.

En definitiva, todos estamos viendo ya las posibilidades de todo tipo que se abren con este gran proyecto: comerciales, turísticas, culturales, de imagen urbana…. y todo ello gracias a que los sevillanos no dejamos de pensar nuestra ciudad, una Sevilla que no está ni mucho menos “acabada”, sino que sigue haciéndose ahora, porque tiene aún más futuro que pasado. Y eso lo vemos aquí, en un proyecto que como dije al principio, no es algo aislado sino una pieza, importante, pero una más, de la gran renovación de nuestra ciudad.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s