Del archivo : "¿en politik siempre dbms optr entre 2 mles?"

EL PAÍS – YO, PERIODISTA  “Otros SMS”

Sergi Pàmies 10/05/2007  

Alfredo Sánchez Monteseirín, alcalde de Sevilla, tiene un blog personal (alfredosanchezmonteseirin2011.wordpress.com) en el que utiliza recursos que conectan con los tiempos que corren. Una de sus documentadas anotaciones se titula SMS, y el visitante virtual enseguida descubre que, en esta ocasión, las famosas siglas responden al siguiente enunciado: La Segunda Modernización de Sevilla.

Ya sé que, conceptualmente, es un titular discutible, pero engancha, que es lo que realmente parece importarles a los ingenieros de la comunicación electoralista.

Afortunadamente para Sevilla y para los sevillanos, las modernizaciones que ha experimentado la ciudad a lo largo de su prodigiosa historia han sido bastantes más que dos, pero el truco del acrónimo da el pego.

Son unas siglas que, por cierto, mantienen la denominación anglosajona en lugar de la española. Los mensajes cortos fueron bautizados en su día como Short Message System y no como Sistema de Mensajes Cortos (SMC), una tecnología que pronto cumplirá 15 años y que ha causado furor entre los más jóvenes por razones de identificación grupal, pero tambien por ser más baratos que las llamadas convencionales. En el fondo, la mayoría de nuestros hábitos están marcados por la tarifa, lo cual no es, en un sentido estrictamente cronológico, demasiado moderno.

Sánchez Monteseirín ejerce de alcalde en un territorio autonómico que ha sido precursor en muchos ámbitos. Su televisión autonómica, por ejemplo, fue noticia por una decisión polémica: no emitir los mensajes con faltas de ortografía. Era una decisión arriesgada ya que, en sí mismo, el lenguaje del mensaje corto se basa en una distorsión premeditada del idioma y traduce gráficamente una fonética comprimida y mutante. La línea que separa el estilo del error, pues, es muy delgada, sobre todo teniendo en cuenta que viste más escribir mal que bien.

En el ya famoso e histórico debate televisivo que se produjo entre Ségolène Royal y Nicolás Sarkozy tuvieron el buen gusto de no sobreimpresionar mensajes cortos. La participación, en cambio, se disparó en foros y otras formas de demoscopia virtual. Después de la emisión del debate, un amigo que vive en Lyon me mandó un SMS con una cita de Christopher Morley que resumía bien el estado de ánimo de muchos votantes franceses. “En política siempre debemos optar entre dos males”. O, para ser exactos, “en politik siempre dbms optr entre 2 mles”.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s