El crimen del trabajo esclavo

 

La lucha contra el crimen del trabajo esclavo en el estado de Maranhão y en Brasil en general, comenzó hace más de veinte años. La primera denuncia pública fue realizada por el obispo de origen español Pedro Casaldáliga en la década de los 80 y ratificada por los defensores de los derechos humanos. Como consecuencia de esta lucha, Brasil ha pasado de negar la propia existencia del trabajo esclavo, a reconocer y combatir oficialmente este crimen, hasta el punto de convertir la erradicación del mismo en uno de los pilares de la credibilidad del gobierno que lo ha declarado su prioridad. 

Aunque las actuaciones en el plano institucional  fueron importantes, el Centro de Defensa de la Vida y de los Derechos Humanos de Açailândia realizó un trabajo volcado no solamente en la represión, acogiendo los trabajadores, encaminando denuncias para el Ministerio de Trabajo, acompañando procesos etc.; quizás, lo mas característico del trabajo realizado es el  ingente esfuerzo en el área de la prevención creando para este fin actividades que a través de lo lúdico y del arte despertase la conciencia critica de niños y niñas, adolescentes y jóvenes en el sentido de conocer el problema, procurar alternativas y convertir-se en agentes multiplicadores que denuncian, divulgan y así contribuyen para prevenir y erradicar este crimen.

Son mas de 5.000 participantes entre seis y veinte años los que en estos años directamente pasaron por el CDVDH de Açailândia, de modo que realizando actividades de  danza, teatro, capoeira, comunicación, entre otras, interiorizaron al mismo tiempo la información y formación sobre el tema adquiriendo al mismo tiempo  otra visión del mundo donde la existencia del crimen de la esclavitud es visto como una excrescencia del sistema que debe ser abolida de forma radical y sin concesiones.

Creciendo en este ambiente, hoy, los niños, niñas y adolescentes de ayer, son jóvenes artistas capaces de colocar el arte al servicio de una cultura libertadora, creando espectáculos de alto nivel y, en muchos casos, siendo profesionales que viven, ellos y sus familias, del trabajo artístico y social que realizan.

Así, a  petición de la COETRAE (Comisión Estatal para la Erradicación del Trabajo Esclavo) el CDVDH de Açailândia convoco a parte de estos jóvenes que, de forma generosa y voluntaria, se pusieron a disposición para preparar, en  tiempo record lo cual les obligó  a sacrificar noches y  festivos, un espectáculo que revive la historia de la esclavitud para no tener que repetirla. Ahí nació Quilombagen.

 

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s