Aquellos primeros mitines.

miércoles 26 de julio de 2006

 

Ya lo he escrito antes. No me acuerdo cuando dí el primero, porque eso se hace poco a poco. Primero intervienes en una taberna de pueblo, en el salón de un bar, luego en un local más grande, incluso con el televisor puesto… hasta que luego hablas delante de doscientas personas, después de quinientas, luego de mil…, en fin, he participado después en mítines con Felipe González y con Jose Luis Rodríguez Zapatero ante decenas de miles. A mí me tocaba unas veces de telonero, otras de joven de la película, otras como el universitario… Siempre en esos mítines estaba la figura del viejo militante, la generación intermedia y luego el joven militante: el chaval. Ése era casi siempre mi papel en esos primeros mítines.

En uno de mis estrenos como mitinero, un gesto de Alfonso Guerra me tranquilizó y me aportó seguridad. Él cuando subía a un escenario, lo dominaba todo. Esa vez, andaba yo por ahí, muy inquieto, y se me acercó. Me dijo:’¿Cómo estás?’. ‘Muy nervioso’, le dije,’… y tú?’. ‘Yo…, yo no sé ni qué voy a decir’. Y era verdad, ví que también él estaba nervioso. Pero subió al escenario y como si nada.Ahora,cuando noto que alguien, novato, suspira inquieto poco antes de subir a la tribuna, me acuerdo de aquél día y le digo: “no te preocupes,eso nos pasa a todos… pero sólo las mil primeras veces”.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s